Las estanterías en la cocina
Estarás de acuerdo conmigo en que una de las principales estancias del hogar es la cocina, ¿verdad? Es en este lugar donde preparamos y cocinamos los alimentos que posteriormente vamos a tomar, por lo que orden y la limpieza deberán ser dos características básicas de esta habitación.

Pues bien, las estanterías pueden ayudarte a conseguir ese orden tan necesario en la cocina. Eso sí, siempre y cuando estén ubicadas en el lugar adecuado para ganar tiempo y comodidad al preparar la comida. ¿Quieres que te demos algunos consejitos sobre las estanterías en la cocina? ¡Pues allá vamos!

Dónde colocar las estanterías

Tengas o no tengas una cocina pequeña, debes saber que las baldas empotradas en la pared te ayudarán a aprovechar al máximo el espacio y disponer con facilidad de los utensilios de uso más frecuente. Para lograrlo, es importante que estén cerca de las manos y a la vista de quien vaya a preparar los alimentos. La pared que está justo encima del fregadero o la que está sobre la encimera son dos de los lugares más idóneos.

También es útil colocar anaqueles para guardar los especieros cerca de los fuegos o de la placa de vitrocerámica o inducción para que estén cerca cuando los necesites. Eso sí, procura no ponerlos muy cerca de los fuegos.

Otros consejos útiles

Por otro lado, te recomendamos que utilices estanterías poco profundas, ya que te facilitarán llegar a todo lo que tengas en ellas. Además, puedes incluir un escurridor de platos para mantener despejada la encimera o una barra con ganchos para colgar algunos utensilios.

También te vendrá bien colocar los alimentos que se emplean a diario en los estantes ubicados a la altura de los ojos, y poner en los más altos los que uses con menor frecuencia. La vajilla también puede estar sobre una estantería, aunque en este caso lo mejor es que esté cerca de la mesa.