Sillón en forma de nido


En plenas Olimpiadas que se están disputando en la ciudad china de Pekín, no podía faltar el hecho de que algún diseñador se inspirara en algo de allí para transportarlo a sus diseños y traernos alguna novedad a casa. Ha sido el caso de Timothy Schreiber, que con su X Lounger, ha emulado a la perfección la forma del estadio olímpico llamado llamado “Nido de pájaro” para crear un cómodo sillón que bien parece un puf. Es resistente, cómodo y flexible a la vez.

Estanterías giratorias


El diseñador Roderick Vos ha logrado crear un nuevo modelo de estantería giratoria que de bien seguro a más de uno le va a sacar de un apuro. Lo ha hecho para la firma holandesa Linteloo y además de ser muy útil goza de un bonito diseño. Así, los muebles giratorios típicos de relojerías o librerías, revivirán sus mejores momentos para instalarse en nuestros hogares.

Una de las principales ventajas es que nos permitirá ahorrar mucho espacio ya que este nuevo modelo multiplica por dos la capacidad de almacenamiento sin ocupar más espacio para ello. Ya no tendremos excusa para no comprar nuevos libros. Ideal para pisos pequeños con poco espacio en la pared o para todo aquel que viva en un loft.

El sofá, elemento principal


Es el gran protagonista: Se puede decir que el mueble de más protagonismo del salón. Elemento esencial en la decoración, en él se viven momentos importantes, desde conversaciones y visitas inolvidables hasta ver películas. Puede parecer sencilla la tarea de elegirlo, pero no lo es. Todo depende del sitio donde será ubicado, de los hábitos de los moradores, de la frecuencia de su utilización y de la cantidad que se pretende invertir en esta importante adquisición.

El sofá es un mueble con vasta gama de formas, dimensiones y estilos, permitiéndose figurar en distintos ambientes. Existen sofás mas apropiados para las zonas de estar o living, y los modelos destinados a la zona de entretenimiento o home theaters.

El living exige sofás de proporciones más comprimidas, trazos rectos, una cantidad moderada de cojines y telas nobles, manteniendo cierta formalidad y postura, puesto que este ambiente está hecho para recibir, y no para estirarse o tumbarse en plan relax.

En lo que se refiere al home theater, o a la zona de entretenimiento, se recomienda modelos de asientos con más profundidad, medidas más amplias y terminaciones en chaiselongue, si las dimensiones del espacio lo permiten, obviamente. Son bienvenidos los cojines mullidos y de tamaños variados y las telas siempre prácticas y resistentes, puesto que en este ambiente la norma es ponerse cómodo. Si no hay seguridad, es imprescindible el auxilio de un especialista a la hora de adquirir este mueble, si no las consecuencias pueden resultar bastante más caras.

Es fundamental tener en cuenta las dimensiones del sofá, y las medidas del hogar. Lo que en la tienda puede parecer pequeño, en casa puede convertirse en un godzilla, o un elefante blanco. Un recuerdo importantísimo para el gran final: funcionalidad, practicidad y estilo adecuado para tus necesidades y espacio. Estar atento a los detalles puede disminuir las oportunidades de cometer fallos.

Bibliotecas caseras para hogares con cultura

Las bibliotecas pueden situarse en cualquier área de la casa; en el recibidor, el hall, el living, la cocina o el dormitorio. El principal secreto de las bibliotecas no es dónde las colocaremos, sino el tipo de biblioteca que vamos a utilizar. Lo importante es encontrar el formato indicado, que muchas veces tiene menos que ver con la compra del mueble que con nuestro ingenio para crear o construir una biblioteca casera. Podemos encontrar de tres tipos:

Las bibliotecas en módulos son aquellas que podemos conseguir en cualquier casa de venta de muebles; clásicas, con estantes y en distintas dimensiones y estilos. Pueden ser de uno sólo o varios módulos especialmente diseñados para acoplar entre sí, incluso con el agregado de cajones o puertas.

Las bibliotecas bajas en general son ideales para recibidores y livings. En el recibidor es útil como base de apoyo para aquellas cosas que traemos de la calle. En ambientes amplios una biblioteca baja sirve muy bien para separar dos espacios; en ambientes reducidos se puede colocar detrás de un sillón y aprovechar la biblioteca como espacio adicional de guardado.

Los usos de las bibliotecas empotradas son infinitos. Podemos llenar un espacio vacío o un hueco entre columnas. Se puede disponer el espacio debajo de la escalera para construir una biblioteca. Este tipo de bibliotecas suelen ser muy rendidoras en espacios desperdiciados o en algunas áreas reducidas de la casa, por ejemplo un pasillo.