Oficina en casa: cómo decorarla

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+3

oficina en casa
Cada vez somos más los que trabajamos desde casa, puede que todo el tiempo o quizás solo parte de nuestra jornada. Esto nos obliga a destinar una zona de nuestra vivienda a oficina o espacio de trabajo, que por supuesto debe tener unas condiciones determinadas. Desde mi experiencia os recomiendo encarecidamente que, en primer lugar, independicéis vuestra zona de trabajo si no tenéis una habitación específica para ello.

Así podréis separar adecuadamente la vida doméstica de la laboral. Si tenéis que instalar vuestro despacho en el salón o el dormitorio, una mampara, unos paneles japoneses, un biombo o un mueble serán un elemento divisorio que os servirá para establecer una zona específica para trabajar.

Materiales limpios y claros

oficina en casa 2
Los materiales más adecuados son los más claros y limpios. La zona donde se trabaja tiene que ser obligatoriamente luminosa; yo os aconsejo que os pongáis, a ser posible, cerca de una ventana, y que coloquéis la mesa de forma que la luz no se refleje en el ordenador. Unos estores enrollables serán perfectos para tamizar la luz y para dar ese toque “profesional” que también nos ayuda (de forma inconsciente) a la hora de trabajar en casa.

Espacio para trabajar con comodidad

Para el mobiliario, lo mejor es escoger elementos sencillos, de líneas rectas y modernas y con mucho espacio de almacenaje. La encimera para trabajar ha de ser amplia: tened en cuenta que muy posiblemente tengáis que colocar sobre ella el monitor del ordenador, la impresora, los altavoces… Las mesas con bandeja extraíble para el teclado son perfectas. En cuanto a la silla, os recomiendo que no escatiméis dinero en su compra: es importante considerar que vamos a pasar mucho tiempo sentados, así que lo mejor es que sea muy cómoda, resistente y ergonómica. Y que se pueda regular, sea giratoria y con ruedas.

Estanterías y books

oficina en casa 3
Las estanterías son indispensables para poder almacenar los archivadores, publicaciones, libros y documentos que prácticamente todos necesitamos para trabajar. También os vendrá bien contar con un book (mueble de cajones con ruedas) para guardar el material de oficina: folios, lápices, CDs… Como podéis ver en las siguientes imágenes, prácticamente en cualquier lugar (¡incluso dentro de un armario!) se puede instalar una zona de trabajo completa. Solo hace falta imaginación y sentido práctico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *