Paredes enteladas, otra vez de moda

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Como ya os hemos contado en repetidas ocasiones, los revestimientos de papel pintado han vuelto de nuevo a la decoración de las casas y actualmente tienen un fuerte protagonismo. Pero lo que nunca me pude imaginar es que vería un renacer de una técnica que parecía olvidada en el pasado… Me refiero a las paredes enteladas, algo que todos relacionamos con palacios versallescos o casas de otros tiempos.

He estado investigando y la verdad es que hoy día, hay muchas casas modernas con paredes forradas de tela. Y además, con estilo y elegancia. También es cierto que actualmente hay papeles pintados con acabado textil que ofrecen un revestimiento similar, pero mucho más limpio y fácil de colocar.

Paredes a cuadros, con paneles, años 50…


En estas imágenes os muestro varias posibilidades para decorar vuestras paredes con telas y tejidos. Me encanta la foto con la butaca roja y blanca y las paredes a cuadros negros, grises y blancos: es moderna y tiene un toque muy intemporal, estilo british. También quedan muy bien las paredes enteladas combinadas con frisos y paneles, con un toque clásico muy elegante. Y si lo que buscáis es un ambiente plenamente retro, entonces fijaos en la foto de las sillas de madera estilo años 50: las paredes están revestidas con una tela muy del gusto de la época, con detalles plateados.

Papeles pintados con acabado textil


Para entelar una pared hay varias posibilidades. Yo os aconsejo que no peguéis la tela directamente sobre la superficie, porque luego os será muy difícil despegarla. Si queréis un revestimiento pegado a la pared es mejor escoger papeles pintados de acabado textil. Una buena idea es forrar tablas de DM con tela y luego fijarlas a la pared; además, aumentaréis el aislamiento de las estancias. También queda bien colocar frisos entelados con rastreles, a media altura; en algunos centros de bricolaje los encontraréis con acabados de tela, y también podéis forrarlos vosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *