Pegamentos y colas
Las colas y pegamentos son herramientas esenciales en cualquier hogar para tanto para reparar objetos rotos como para unir superficies. Para aplicar bien estos materiales es necesario conocer cuál es el pegamento adecuado para cada ocación.

Pegamentos de madera
No decimos nada nuevo si como su nombre indica son para pegar madera, pero también podemos usarlas para chapado, plástico laminado o tableros aglomerados. Suele ser más conocida como ‘cola blanca’ y es muy fácil de limpiar, simplemente con un paño mojado mientras la cola aún esté húmeda.

Pegamentos acrílicos
Los pegamentos acrílicos se suelen utilizar para unir componentes separados, normalmente superficies que son de materiales diferentes, tales como el metal y vidrio, vidrio y plástico, etc. Cuando ambas superficies se junten con el pegamento, éste producirá una reacción quimica que unirá las superficies de forma permanente.

Pegamentos instantáneos
Son de los más conocidos ya que se pueden usar en diverasas superficies y son de acción muy rápida. Tened cuidado si este tipo de pegamentos entra en contacto con la piel, pues puede ocasionar graves problemas. Mojar rápidamente con agua y jabón.

Pegamento epoxídiaco
Pegamento ideal para materiales rígidos y duros, ya que la unión es muy potente y eficaz gracias a la reacción quimica que produce.

Pegamentos para tela
Idóneo para casi todo tipo telas cómo alfombras, cortinas, almohadas, etc. Es un pegamento blanco en estado líquido pero se vuelve transparente al secarse. Se puede limpiar si aún no se ha secado con un paño húmedo.

Pegamentos para parquets y pisos
Es una cola en forma de pasta que se usa para colocar paneles, molduras o rodapiés en paredes y suelos.