Pintar piedras para decorar
En la decoración no hay límites, lo importante es dar un estilo personal al hogar o al jardín. Para ser originales debemos hacer uso de todas las técnicas y materiales que tenemos a nuestra disposición. Te explicaremos cómo pintar piedras con técnica de flotado para crear elementos decorativos que pueden servir para ser colocados en cualquier rincón de tu casa o en exteriores.

Para esta tarea necesitaras piedras del tamaño deseado. Lo ideal es que sean piedras o rocas con superficies planas, siendo las piedras bola o las de río las más recomendables para este trabajo. Cuando la tengamos, debemos limpiar bien la piedra con un cepillo para eliminar la suciedad acumulada en sus poros. Dejamos secar y preparamos el resto de materiales: un pincel del tamaño ideal para la piedra, acrílicos blanco, negro o de colores variados, un recipiente con agua, una bandeja plástica y algunas servilletas de papel absorbente.

Si lo tienes todo, ya puedes pintar dando rienda suelta a tu creatividad artística. Para terminar, necesitas un barniz mate en aerosol para darle un acabado profesional y brillante a la piedra. Al finalizar el diseño habrás conseguido una piedra única y llamativa, que nos puede servir como pisa papeles, para colocarla como elemento decorativo para el hogar, o para rodear el jardín dejando las piedras pintadas.