Pintar un dormitorio de color naranja
El color naranja es uno de los colores más cálidos que hay, aportando siempre mucha vida a cualquier elemento en el que esté presente. Cuando llega la primavera-verano es uno de los colores que más presencia tiene tanto en moda como en decoración, aunque lo cierto es que en otoño-invierno también queda genial si lo combinas con tonos más invernales para crear un ambiente más acogedor.

Los dormitorios naranjas tienen mucho éxito este año tanto para adultos como para niños o bebés, y aunque en esta estancia siempre sea recomendable utilizar colores claros, si lo combinas adecuadamente puedes conseguir verdaderas maravillas. Puedes utilizar este color para pintar las paredes o únicamente para otros elementos como los textiles, los muebles o los objetos decorativos.

Si quieres pintar la habitación de naranja te recomiendo que sea en un tono claro ya que muy vivo te cansaría enseguida. Además, así conseguirás un ambiente muy acogedor. Si quieres pintarla con una tonalidad viva, lo mejor es que utilices también otro color para restarle vitalidad y que sea más equilibrado. Por ejemplo, el marrón combina genial con el naranja y te vale para todo el año dependiendo de la tonalidad que elijas.

En cuanto a los colores para combinarlo, tal y como te dije antes el marrón te va muy bien y puedes aplicarlo de diferentes maneras. Si no quieres los dos colores en la pared puedes pintarla en un naranja suave y utilizar el marrón en tonos más oscuros para conseguir un contraste. Con el blanco, el malva y el azul también queda muy bien tanto en paredes como en los elementos textiles.

Si vas a utilizar dos colores para pintar las paredes tienes varias opciones. Por un lado, puedes pintar una pared en un color y las otras tres en otro para conseguir un efecto muy llamativo. Si uno de los dos colores es muy vivo ponlo solo en una pared y utiliza tonos más suaves en las otras tres. Si quieres los dos en la misma, las franjas verticales son la mejor opción.