Pintura satinada en paredes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

pintura satinada
¿Las paredes de tu casa están sucias o estropeadas? ¿Quieres darle un aspecto renovado a alguna estancia de tu hogar sin tener que invertir mucho dinero? ¿Estás aburrido de los colores de tu vivienda? Pues debes saber que a todas estas preguntan hay una misma respuesta: ¡ha llegado la hora de pintar! Y es que, dándole una nueva mano de pintura no solo lograrás tapar los imperfectos de las paredes, sino que conseguirás que cualquier estancia parezca completamente nueva.

Si te decides a pintar cualquier pared de tu hogar, deberás tener en cuenta muchas cosas a la hora de escoger la pintura: el color, la marca, el precio, el número de capas necesarias, el rendimiento, los metros cuadrados que tienes que pintar, la resistencia al lavado… Además, deberás tener muy claro qué tipo de lustre quieres. Para ayudarte a decidir, hoy vamos a hablarte de la pintura satinada. ¿Nos acompañas?

Qué es la pintura satinada

Antes de contarte las ventajas e inconvenientes de este producto y darte algunos prácticos consejos, lo que vamos a hacer es explicarte qué es la pintura satinada. Así, debes saber que es un tipo de pintura que tiene un acabado suave y aterciopelado. Y aunque no es tan opaca como las mate o las semi-mate, tampoco es muy brillante. Podríamos decir que es un intermedio entre las pinturas mate y las brillantes. Como te explicaremos a continuación, bien utilizado puede ser la mejor opción para mejorar el aspecto de cualquier estancia.

pintura satinada1

Ventajas de la pintura satinada

Ahora que ya sabes qué son las pinturas satinadas, queremos contarte algunas de sus ventajas. Así, lo primero que debes saber es que pueden hacer que los ambientes resulten más luminosos que si los pintas con pinturas mate o semi-mate. Por tanto, puede ser una genial opción para ambientes con poca luz natural. Otra de sus grandes ventajas es que su superficie es muy fácil de limpiar, lo que puede hacerse de manera regular. Por eso, es muy adecuada para las paredes de estancias sufridas, como las habitaciones infantiles, las cocinas y los baños. Por otro lado, hay que tener en cuenta que tanto su tacto como su aspecto son de lo más agradables.

Inconvenientes de la pintura satinada

Como acabas de ver, las pinturas satinadas tienen muchas ventajas, aunque tenemos que reconocer que también esconden algunos inconvenientes. Por ejemplo, debes saber que este tipo de pintura no disimula tan bien las imperfecciones como la mate. Es más, podríamos decir que hasta las resalta. Por tanto, es más adecuada para paredes en buenas condiciones. Eso sí, si no es el caso, siempre puedes repararlas antes de pintar. Por otro lado, no recomendamos este tipo de pintura para aquellas personas a las que el brillo no les guste demasiado.

pintura satinada2

Consejos para usar pintura satinada

Ahora que conoces las ventajas y los inconvenientes de la pintura satinada queremos darte algunos consejitos para que el resultado de tus paredes sea excelente. Así, debemos decirte que este tipo de pintura es más adecuada para los colores vibrantes: rojo, verde, azul, amarillo, rosa… Lógicamente, también podrás usarla con otro tipo de tonos, aunque el resultado no será tan bueno. Otro consejo que queremos darte es que recurras a un profesional si no tienes mucha experiencia en pintar, ya que este tipo de pintura requiere un trabajo cuidadoso. Si no te lo puedes permitir o, simplemente, te apetece hacerlo a ti mismo, debes saber que la pintura satinada es de rápido secado, así que te recomendamos que pintes por sectores y de forma rápida. Además, es preferible que no repases imperfecciones, ya que éstas se notarán. Así, deberás tener mucho cuidado con la última mano de pintura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *