Plantas acuáticas
Muchas casas disponen en el jardín de fuentes, charcas, balsas o estanques donde suelen crecer diversos tipos de plantas acuáticas.

Si lo que queremos es mantenerlas en buen estado, es necesario depurar el agua y evitar que disminuya la concentración de oxígeno y lo ideal es que el estanque tenga una profundidad máxima de 40 centímetros.

La mejor época del año para plantar estas especies es primavera, ya que necesitan muchas horas de luz. Mientras que en invierno suelen quedar sumergidas en la raíz bajo el agua.

Los nenúfares son las plantas acuáticas más conocidas y son una especie sencilla que apenas requiere cuidados.