Puertas de hierro forjado
Una de las puertas que mayor seguridad te pueden ofrecer en tu hogar son las de hierro forjado, que son al mismo tiempo puerta y reja y protegen de forma segura la entrada a la vivienda. Este material es el que se utiliza para casi todas las rejas que se instalan e puertas y ventanas ya que es de los más seguros que hay en el mercado, siendo prácticamente imposible traspasarlos. Este hierro se calienta a muy altas temperaturas para poder forjarlo y así darle la forma deseada, enfriándose además rápidamente.

Así pues, las puertas de hierro forjado se consiguen a partir del hierro y se ponen en el exterior de la casa para su acceso a la vivienda o a cualquier edificio. Toma nota de las características y tipos de puertas de hierro forjado:

- Suelen ser muy altas y muy anchas, siendo ideales para cubrir la entrada de una finca o mansión, incluso muchas casas están totalmente rodeadas de estas puertas que hacen la función de rejas de protección.

- Se pueden personlizar totalmente y no solo darles la forma y el tamaño deseado sino que también se pueden hacer con una combinación de materiales y no únicamente con hierro forjado. Todo depende del acabado que quieras conseguir.

- También hay puertas que se colocan en los edificios y que suelen ser algo más gruesas y también tener casi todo de cristal para que sean mucho más bonitas. Son mucho más resistentes que las normales y pueden llevar algunos detalles para que sean más bonitas y darle así un aspecto más original a la puerta y al edificio.

- Por último, si las pones directamente como puerta de acceso a la vivienda podrás darle el estilo decorativo que más te interese para que su conjunto con la vivienda sea mucho más bonito.