Qué colores prefieren los españoles para pintar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El pasado mes de marzo se celebró el Día Internacional del Color y, Bruguer, el especialista en pintura decorativa, quiso dar a conocer los hábitos de color de los españoles. Y, como ocurre en muchos otros aspectos del hogar, parece que las mujeres son las que mandan en este mundo.

Entre otros datos interesantes, Bruguer afirma que el 62% reconoce escoger el color sin tener en cuenta la opinión de los demás, aunque, si lo hace, el 12% consulta con su marido, seguido de sus hijos (6%) y su madre (2%). Eso sí, todavía son los hombres los que suelen encargarse de pintar. Además, el especialista en pintura asegura que la tendencia en colores ha cambiado en los últimos cinco años. ¿Quieres saber qué colores son los que más utilizan los españoles en la actualidad?

Preferencia por los tonos grises

Aunque durante muchos años los tonos amarillos fueron uno de los clásicos de las paredes españoles, hoy en día son los tonos grises los que más convencen a los consumidores españoles.

Por otro lado, desde Bruguer afirman que las preferencias del color están muy segmentadas según el sexo. Así, a las mujeres les encantan los tonos violetas y lila para los dormitorios, mientras que los hombres prefieren colores más neutros.

Diferencias según las regiones

Las preferencias en cuanto a color también son diferentes en función de las regiones, ya que las condiciones meteorológicas y la luz natural son factores decisivos en la elección. Así, mientras que en el norte muchos pintan las fachadas con colores intensos, en el Sur y Levante predomina el blanco.

Motivos para pintar

En Bruguer también hablan sobre los motivos que impulsan a los españoles a coger la brocha. En este sentido, tanto los hombres como las mujeres afirman que solo pintan cuando es necesario que las paredes parezcan más limpias. Muchos otros lo hacen para renovar una estancia de la casa, lograr una mayor luminosidad y amplitud o para tapar los defectos e imperfecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *