Renovar la casa con poco dinero
Para mejorar el aspecto de nuestra casa, no siempre es necesario realizar grandes inversiones, con un poco de imaginación y creatividad podemos renovar los espacios de forma que parezcan nuevos, se trata de combinar la luz, los colores y los objetos.

- Mueve las cosas de lugar: si necesitas renovar la decoración de una habitación, antes de comprar nuevos muebles o objetos, una buena solución es probar cambiándolos de lugar. Muchos accesorios toman un sentido nuevo al ubicarlos de otra manera. Puedes lograr que luzcan más y hasta parecer más grandes o más pequeños según donde y como se coloquen.

- Jugar con el color y las texturas: No es necesario pintar de nuevo toda la casa, cambiando algunos colores y texturas podemos modificar la percepción del espacio. Coloca nuevas cortinas, compra una alfombra, cuelga un cuadro, cambia el marco, coloca un adorno sobre el mueble, cambia las telas del sillón…

- Ordena y limpia el espacio: Muchos objetos (muebles, cuadros, papeles u otras cosas) ocupan un lugar que podría aprovecharse de otra forma. Es muy importante controlar el espacio y retirar aquellas cosas que molestan o no aportan nada a la decoración.

- Modifica la iluminación: La luz es un elemento clave en la decoración del hogar, ya que puede atenuar algunos colores, dar más vida a determinados sectores o crear sensación de amplitud a los espacios. Cambiando las lámparas o el enfoque de la luz se pueden conseguir grandes cosas.