Ideas para mantener la casa ordenada


Los pisos pequeños necesitan estar siempre ordenados, por eso se exige una buena planificación del almacenamiento. Reservar espacios para guardar nuestras cosas es fundamental para garantizar el aprovechamiento total del espacio, y también para evitar la sensación de angustia que nos puede invadir en una casa llena de trastos, sucia o desordenada. Para ello te damos algunas ideas que te ayudarán a mantener tu hogar siempre en orden:

Cajas de todos los tamaños: Las cajas vienen siempre muy bien en una vivienda, ya que nos permiten tener disponibilidad para depositar cosas a la vista. Algunas de ellas cuentan con bonitos diseños decorativos y nos permiten alojar en ellas todo tipo de objetos, como libros, herramientas o piezas de juegos, entre muchos otros. Nuestra recomendación consiste en comprar una caja de plástico y forrarla nosotros mismos con un papel que se adapte a la decoración de la habitación, así seguro que conseguimos que combine.

Cestas: Pueden ser grandes o pequeñas, con tapa o sin ella, pero en definitiva son una solución muy elegante que aporta un toque clásico en el hogar. Incluso las podemos situar en las estanterías, para aprovechar mejor el espacio. Las más grandes nos permiten esconder todo lo que no deseamos que esté a la vista, como por ejemplo los juguetes de los niños o la ropa sucia.

Muebles con doble función: Una buena cosa es tener una caja fuerte en casa, pero si queremos mantener a buen recaudo documentos importantes, los muebles con doble fondo, puertas invisibles o departamentos ocultos pueden ser la mejor alternativa. Existen también muebles con doble función, como los bancos baúl, en los que además de sentarnos para descansar nos permiten almacenar todo tipo de objetos en su interior.

Percheros: Normalmente los de pared permiten descongestionar los armarios de la cocina, del baño y del dormitorio. Además son un elemento muy práctico cuando se sitúan en el recibidor de casa, ya que nos permiten colgar los abrigos y los paraguas cuando llegamos de la calle. Mientras que en la cocina, unos pequeños colgadores pueden servirnos para colgar los utensilios de cocina o la bolsa con el pan.

Baldas: Cuando las colocamos en lugares estratégicos, como las esquinas de una habitación, los pasillos o en la ducha, las baldas se convierten en aliados perfectos para aprovechar el espacio y sacar el máximo partido de los puntos muertos de nuestra casa.

Elegir una cesta colgante


Las cestas colgantes son elementos muy útiles para cualquier jardín o terraza. En ellas podemos plantar todo tipo de especies verdes y plantas perennes que nos van a aportar alegría más que nada en invierno, que es cuando más hace falta.

La elección de una u otra cesta la tenemos que hacer en función del tamaño. Preferiblemente tenemos que escoger la más grande que veamos, a poder ser de 40 cms para que pueda dar cabida a más tierra. Lo malo es que pesará mucho y tendremos que fijarla con seguridad al techo o pared. Además, tenemos que asegurarnos un sistema de riego que no haga que tengamos que subir y bajar la cesta constantemente.

Hay dos tipos de cestas colgantes, las de malla abierta y las de plástico sólido:
SEGUIR LEYENDO “Elegir una cesta colgante”