Robots que cortan el césped


Los que tenéis la suerte de contar con un jardín de césped, por pequeño que sea, sabéis que es necesario someterlo a un mantenimiento semanal (como mínimo) para que se encuentre siempre radiante. Si bien hay quien disfruta llevando a cabo la tarea de cortar el césped e incluso se relaja con ella, otras personas, sobre todo si la pradera es grande, lo ven como un auténtico engorro.

Esta primavera os podréis olvidar de esta ingrata tarea, ya que han aparecido en el mercado una serie de robots que cortan el césped ellos solitos. No es que hagan el trabajo más fácil o más rápido: es que lo hacen sin necesidad de que nadie los maneje. Todo un avance para quienes quieren aprovechar su tiempo libre para otros menesteres…
SEGUIR LEYENDO “Robots que cortan el césped”

Automower 260 ACX, un cortacésped que funciona solo


Husqvarna es uno de esas empresas que te hacen la vida más fácil. Ya sea por pereza o porque la edad va pasando factura, esta novedad viene bien a cualquiera porque es un cortacésped que se encarga de hacer su faena sin ayuda de nadie. El nombre del producto es Automower 260 ACX y tiene la particularidad de moverse por ultrasonidos.

Gracias a ello se puede valer por sí solo y es capaz de acabar con la faena en los jardines más grandes, pues puede cortar el césped de una superficie de hasta 6.000 metros cuadrados. No le asusta nada y adameás ocupa muy poco espacio, pues no tiene la necesidad de llevar los agarres que suelen llevar los cortacéspeds convencionales.


Es tan perfecto que es capaz de ir aumentando y disminuyendo la velocidad en función de donde se encuentra. Así, si ve que está llegando a una esquina, frena bruscamente para así poder girar con más facilidad. Sorprendente, ¿no? Es capaz de cortar 250 metros cuadrados en una hora y lo mejor de todo es que no hace ruido.

Césped para decorar interiores

¿Y por qué no? La idea ha venido desde Japón, a través del diseñador Chiaki Murata, de Metaphys.

Sus creaciones han resultado en una especie de maceteros chic de formas sinuosas y en color blanco muy minimalista. Las piezas pueden ser colgadas, apiladas o colocadas sobre la mesa de centro del living. Ideal para los que no están conformes con los típicos jarrones de flores u otras plantas en maceteros convencionales. Una perfecta fusión del mundo natural con el estilo y un toque ecológico que, en estos tiempos que corren, se agradece bastante.