Ventajas e inconvenientes del suelo de moqueta


La moqueta es una de las muchas opciones que hay para revestir el suelo del hogar, pudiendo conseguir con ella acabados de diferentes estilos, lo que da la oportunidad de tener una moqueta diferente en cada ambiente y así conseguir un suelo mucho más llamativo. Como cualquier cosa que vayas a poner en tu hogar, la moqueta tiene muchas ventajas pero también algunos inconvenientes, aunque creo que las primeras son mucho más importantes.

Las moquetas pueden ser de diferentes materiales y su colocación no es muy complicada, pero pasemos a analizar tanto sus ventajas como sus inconvenientes para que puedas saber si te compensa su colocación.
SEGUIR LEYENDO “Ventajas e inconvenientes del suelo de moqueta”

Consejos para elegir una moqueta


Las moquetas son un elemento muy útil en muchos hogares, especialmente en aquellos que están en lugares en los que suele hacer frío durante casi todo el año. Puedes encontrarlas en diferentes diseños para que se integren perfectamente en la decoración, y con ellas cubrirás totalmente el suelo de toda tu casa o de alguna de sus estancias, lo que mejor te convenga.

Pueden ser más o menos resistentes según el material, y hay varios grados de resistencia. La resistencia T es la más adecuada para una zona que se frecuenta mucho, como por ejemplo recibidores o pasillos. T1 es la más indicada para las zonas en las que no hay mucho tránsito, y la T6 es la que ofrece la mayor resistencia de todas. Además, hay algunas que están indicadas para el paso de sillas de ruedas, que son en diferente tejido para que las ruedas puedan deslizarse sin problemas.
SEGUIR LEYENDO “Consejos para elegir una moqueta”

Cómo decorar con moqueta


Seguro que prácticamente todos los lectores de Decorablog habéis vivido vuestra infancia (o parte de ella) en casas con suelos de moqueta. ¿Os acordáis? En los años 70 y 80 este revestimiento causó verdadero furor, y casi no había un piso en el que la moqueta no estuviese presente. Años después las moquetas pasaron a vivir horas bajas hasta que llegó el auge de las fibras vegetales (coco, sisal…), y actualmente los suelos textiles parecen estar experimentando un renacer.

Esto se debe sobre todo a los nuevos materiales cálidos, cómodos y con tratamientos antimanchas, mucho más fáciles de mantener y limpiar. Como podéis ver en la foto, decorar un piso combinando el suelo de moqueta de forma atrevida es posible.
SEGUIR LEYENDO “Cómo decorar con moqueta”

Moqueta de algas para la primavera


Las alfombras y moquetas parecen patrimonio exclusivo del invierno. Pero nada más lejos de la realidad: en este caso, sí lo son las que están realizadas a base de materiales cálidos, como la lana o las fibras sintéticas que la imitan. Sin embargo, para la llegada de los días cálidos también hay opciones que permiten vestir nuestros suelos de la forma más fresca, decorativa y limpia. Por ejemplo, las moquetas de algas.

Si bien es cierto que el concepto “moqueta” nos remite a tiempos pasados, en los que los pavimentos de las casas estaban completamente cubiertos de este tipo de productos, hoy día las cosas han cambiado y hay opciones muy atractivas, como las moquetas vegetales.
SEGUIR LEYENDO “Moqueta de algas para la primavera”

Cómo limpiar la moqueta

moqueta
La moqueta es una de las opciones más utilizadas para revestir el suelo de muchas partes del hogar a pesar de haber perdido terreno en los últimos años debido a la aparición de otros materiales como el parquet o la tarima flotante. Aún así, la moqueta es ideal especialmente si en la zona donde vives hay más días de frío que de calor. No cabe ninguna duda de que habiendo moqueta es mucho más cómodo ya que se puede estar descalzo y los niños pueden jugar en el suelo sin miedo a que se resfríen. Si no le das un correcto mantenimiento pueden pegarse ácaros que te causen alguna alergia, así que si quieres saber cómo limpiar la moqueta, toma nota.

Nuestras recomendaciones

– Lo primero, es imprescindible que tengas una aspiradora, ya que es el método más eficaz para limpiar la moqueta de manera segura y diaria. Elige un modelo potente que tenga unos buenos filtros anti-ácaros y renuévalos de vez en cuando.
SEGUIR LEYENDO “Cómo limpiar la moqueta”

Revestimiento con moqueta


La moqueta es un revestimiento clásico para el suelo que se ha ido modernizando. Se han actualizado los métodos de fabricación, se han empezado a utilizar fibras de mejor calidad y se recurre a tratamientos antimanchas o antiestáticos para protegerlas. Antes de comprar un modelo, es recomendable conocer estos aspectos, ya que las propiedades de la moqueta pueden variar mucho según el material y el proceso de fabricación al que se sometan, los hay de muchos tipos. Las confeccionadas con lana son más duraderas y mullidas, mientras que las sintéticas son menos sensibles a la humedad y óptimas para estancias como el baño.

La lana es el material más utilizado para la fabricación de moquetas. Los modelos confeccionados de este material se caracterizan por ser más cálidos e impedir que se forme electricidad estática. Además, tienen la ventaja que con el paso del tiempo, sus fibras no se aplastan y resisten mejor que otros materiales abrasivos. Por otro lado, tenemos las moquetas sintéticas compuestas por poliamida, una de las fibras utilizadas para su elaboración, ya que es muy resistente al desgaste mecánico y son también blandas.

La calidad del revestimiento puede ser diversa en función del número de puntos tejidos por cada centímetro cuadrado de moqueta. Normalmente, las fibras se comprimen y se unen por la acción de agujas incisivas, esta técnica se denomina confección por puncionado. Otra opción son los revestimientos formados con polipropileno, ya que son muy resistentes y adecuados para zonas de mucho tránsito, especialmente para pasillos y vestíbulos.

Tipos de moquetas y limpieza


Antes de colocar una moqueta en nuestro hogar, es recomendable conocer los diferentes materiales que podemos encontrar y conocer cuáles son los más adecuados para el lugar en la que se va a colocar. En los lugares de paso frecuente como el recibidor es conveniente elegir una moqueta resistente con mayor cantidad de fibras, ya que aguanta bien la suciedad y retiene mejor el polvo.

Los materiales más comunes son composiciones sintéticas (acrílico, polipropileno, poliamida), de piel natural, de madera, de papel y de materias vegetales (yute, sisal, coco, algas). La calidad de los materiales que se utilizan en la fabricación de las moquetas es fundamental para su conservación. Además, se recomienda que el tejido haya sido sometido a un tratamiento antipolillas durante el proceso de elaboración.

En caso de que se produzca una mancha en la moqueta hay diversas soluciones: La primera es evitar que la mancha se seque, ya que si queda sólida deberemos raspar y cepillar durante un buen rato hasta que desaparezca. Si optamos por emplear un producto de limpieza, antes conviene probarlo en una esquina poco visible para detectar si daña la moqueta. Aplicar agua caliente con una esponja, secar bien y cepillar suavemente la zona manchada.

Colocar una moqueta


En el mercado podemos encontrar varios tipos de moquetas: acrílicas, de piel, vegetales, etc. En general, las moquetas, al igual que las alfombras, hacen la pisada más cómoda, amortigua las caídas, ayuda a mantener el calor y aísla acústicamente la vivienda. Sin embargo, lo malo es que pueden convertirse en una fuente de acumulación de polvo y suciedad si no se elige el material adecuado. Algo que también determinará el modo de fijación.

Para colocar una moqueta existen diferentes alternativas, en función del material textil y del tipo de suelo. Si la parte posterior es de látex o espuma se puede emplear pegamento específico, mientras que si la moqueta es flotante se coloca sobre bandas adhesivas de doble cara. Otra solución es utilizar una arpillera de estopa o espuma entre el suelo y la moqueta, que se fija a esta capa intermedia con unas mordazas.

Es importante que se deje moqueta sobrante en cada uno de los lados de la habitación para asegurarse de que todo el suelo queda cubierto. Recuerda que la moqueta se vende en rollos o planchas de varios anchos, por lo que es conveniente medir bien la estancia para que se adapte a las dimensiones de la habitación.