Prevenir el óxido en el hogar


Seguramente tengas muchos elementos en tu casa que sean susceptibles al óxido, básicamente cualquier pieza que sea de hierro o de metal, que se ponen muy feas cuando comienzan a oxidarse y que en muchos casos hay que cambiarlas ya que no es posible repararlas. Por eso, es conveniente realizar ciertas tareas antes de colocar esas piezas, especialmente si se trata de rejas de hierro para las ventanas que es lo que en realidad más óxido tendrán al estar expuestas a los cambios climatológicos.

Cuando compres estas rejas infórmate de si el fabricante ya ha tomado precauciones en ese sentido ya que hay muchas que ya vienen con un tratamiento anti-óxido. Las rejas no solo pueden ser las de las ventanas sino que también puedes tener en las puertas principales, dividiendo ambientes en el jardín, en la azotea, en barandillas o en cualquier otro objeto como pueden ser sillas, bancos o mesas que tengas en el exterior. Toma nota de estos consejos para prevenir y quitar el óxido en las rejas:
SEGUIR LEYENDO “Prevenir el óxido en el hogar”

Galvanización para evitar el óxido


El otro día hablamos del mantenimiento de los muebles de exterior. En esta ocasión trataremos los muebles de hierro y verjas de acero que pueden presentar problemas de oxidación.

Para la protección de estos metales y hacer frente a la corrosión que experimentan estos materiales cuando se exponen a la atmósfera, las aguas y los suelos, es muy eficaz someterlos a un proceso de galvanización. Consiste en sumergir las piezas en caliente en un baño de zinc fundido a 450ºC, lo que permite la formación de un recubrimiento de zinc sobre los metales, así conseguiremos una mayor resistencia a los golpes, abrasión y corrosión.

Mantenimiento de muebles de exterior


Al finalizar el verano, después de usar la terraza y el jardín más que en cualquier otra época del año, es conveniente cuidar y proteger los muebles de exterior para poderlos disponer en buen estado la próxima temporada.
La tarea no es demasiado compleja de realizar. Lo primero que tenemos que hacer es analizar el material con el que ha sido confeccionado, pues cada material necesita de cuidados distintos.


Los muebles de plástico, resina y materiales sintéticos se pueden limpiar fácilmente con una mezcla de agua y jabón neutro frotando con una esponja suave.

Las maderas suelen perder color con el paso del tiempo y se vuelven con tonos grises. La mejor opción de mantenimiento es lijando manualmente con un papel de lija muy fino para luego aplicar una capa de aceite reparador o pintura para maderas.

El hierro es un material muy resistente y duradero, es el materia que menos mantenimiento necesita. Sin embargo tenemos que controlar el oxido, para ello solo hay que lijar con ayuda de un cepillo de alambre y aplicar un tratamiento antióxido.

Para mantener objetos de piedra natural simplemente intentar evitar el contacto con productos químicos y ácidos.

Pintura que elimina manchas


¿Cansados de las típicas manchas de humo, óxido o grasa que no se van de las paredes de casa? La solución es utilizar pintura hecha con elementos tixotrópicos, un tipo de pintura que parece gel pero que se vuelve líquida cuando la agitamos. Esta pintura es capaz de cubrir cualquier tipo de mancha y eliminar su existencia por completo.

Hollín, óxido, humedad, aceite, grasa, café, bolígrafo, rotulador…nada será un impedimento a la hora de dejar de nuevo la pared inmaculada. También actúa contra los hongos, el moho o los taninos de la madera. A diferencia de las demás pinturas que con el paso del tiempo se ven rebasadas por la mancha, este tipo de pintura permanece viva como el primer día.

Por último, decir que se puede utilizar sobre cualquier material: escayola, cemento, hormigón, yeso, pintura, papel pintado, plástico… También se puede utilizar para la madera y es útil tanto en paredes como en techos.

Pinturas de tonos metálicos


Las pinturas metalizadas tienen cada vez más adeptos. Personas a las que les aburren las paredes sosas y deciden innovar con tonos metálicos. Lo más utilizado son efectos que buscan imitar el hierro, el oro, el acero, el cobre, el topacio, incluso el óxido o metal envejecido, muy apropiado para ambientes modernos o industriales que rompen con el estilo tradicional que todos conocemos.

La pintura metalizada se puede emplear en paredes, techos o mobiliario.

En cuanto a su utilización, se recomienda pintar capas finas. La tonalidad y brillo dependerá de la cantidad de producto que se utiliza.
Los mejores acabados se consiguen en superficies metálicas, tales como verjas o mobiliario de exterior.