Lacar puertas y ventanas


Cambiar las puertas y las ventanas de las casas supone una obra importante, que termina por desembocar en un gasto que a muchas personas se les hace cuesta arriba. Si los cerramientos no ofrecen suficiente aislamiento o son antiguos es probable que no nos quede más remedio que cambiarlos, pero en el caso de que sólo queramos renovar su aspecto existe una opción más económica que sustituir las carpinterías por otras nuevas. Muy sencillo: podemos lacarlas con productos a nuestro alcance, que encontraremos en centros de bricolaje y almacenes de pintura.

Toma nota de lo que has de hacer para dar un nuevo aspecto a las puertas y las ventanas de tu casa, y conseguir que tengan un acabado impecable:
SEGUIR LEYENDO “Lacar puertas y ventanas”

Mantenimiento de puertas lacadas


Las puertas lacadas son de las más solicitadas en los últimos años, restando protagonismo a las siempre líderes puertas de madera. En color claro, concretamente en blanco, es cómo más se venden estas puertas, que se presentan como una alternativa a las de roble y que sin duda le darán a tu hogar un toque muy especial. La principal ventaja que tiene sobre las de madera es la estética, y en lo demás salen casi perdiendo en todo, ya que son más caras y duran menos. La vida de estas puertas es más o menos de 15 años, mucho menos que las puertas de madera de siempre. Suelen utilizarse también para los armarios.
SEGUIR LEYENDO “Mantenimiento de puertas lacadas”

Cómo lacar las puertas de un armario


Seguro que muchos de vosotros estáis remodelando un piso viejo y queréis lacar las puertas de un armario, ya sea de la cocina, del salón o de un dormitorio. Pues bien, los pasos a seguir son muy sencillos y se describen a continuación. Antes que nada decirte que utilizaremos esmalte satinado especial para este tipo de arreglos. Estos son los pasos que no debes pasar por alto:


1- Antes que nada soltaremos las puertas y retiraremos los tiradores del armario que vamos a lacar.


2- Repasaremos cada una de las puertas con una lijadora orbital y una hoja de lija de grano fino siguiendo la dirección de la veta. Con ello conseguiremos que el lacado quede totalmente liso.


3- Daremos una mano de imprimación a toda la superficie con la ayuda de un rollo de espuma. Dejaremos que se seque durante el tiempo que indique el fabricante de la marca utilizada.


4- Posteriormente utilizaremos un rodillo especial para lacar, dando dos capas de esmalte del color elegido para el armario.


5- Para que el acabado sea de más calidad, entre las dos capas de esmalte lijaremos las puertas con suavidad con una lija de mano de grano fino.


6- Cuando se haya secado el esmalte, estaremos en disposición de colocar los los nuevos herrajes y pomos en las puertas del armario (si es que tienen).


7- Por último, terminaremos la faena colocando las puertas en los armarios. Siguiendo estos pasos conseguiremos un resultado impecable.