Todos los ayudantes de la Navidad merecen una Coca-Cola

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter5Share on Google+2


coca-cola-1
No podemos negar que nos encanta la Navidad. Es la época del año en la que nos sentimos como niños y disfrutamos en familia compartiendo momentos inolvidables. Decoramos con cariño cada rincón del hogar y nos preparamos para recibir a nuestros seres más queridos, que como cada año no faltan a la cita y acuden con ganas de repartir caricias, sonrisas y miradas de complicidad.

En una Navidad idílica tampoco nos olvidamos del clásico anuncio de Coca-Cola, una bebida que no puede faltar en esas mesas cargadas de ilusión. Despierta entre nosotros una sensación de felicidad difícil de describir, y encima nos trae muy buenos recuerdos.

Los insustituibles ayudantes de la Navidad

Pocos pueden resistirse al refrescante sabor de una Coca-Cola, y menos cuando se han dejado la piel para que la Navidad no pierda esa magia que la caracteriza. Son esas personas a las que podríamos bautizar como “ayudantes de la Navidad“, que sin hacer mucho ruido son capaces de hacer felices a los que están a su alrededor.

coca-cola-2
Todos ellos necesitan una Coca-Cola para reponerse de ese esfuerzo extra, que no es otro que el de ir a hacer las compras, preparar los platos navideños, empaquetar regalos, preparar el trípode para las fotos familiares o decorar la chimenea para la llegada de Papá Noel, que por cierto también recarga las pilas con una Coca-Cola. Ya se sabe que repartir regalos en millones de hogares en una sola noche no es tarea fácil por muchos renos que te acompañen…

En definitiva, todo esfuerzo tiene su recompensa y cualquier momento ordinario se puede convertir en extraordinario con un simple gesto. Basta con abrir una lata o una botella de Coca-Cola para sentir una alegría instantánea que nos acompaña por estas fechas y durante todo el año. Porque el optimismo, la solidaridad y la dedicación por los demás deberían formar parte de nuestro día a día desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *