Tonos grises o neutros en la decoración del salón
Nunca nos cansaremos de un tono neutro, elegante y sin pretensiones. La suma del blanco y el negro es una tonalidad revelación en la decoración de las estancias. La elegancia del gris en cualquiera de sus múltiples versiones renueva nuestros hogares, brindándoles una nueva vida. Plomo, azulado o marengo, pero también perla y humo, son una opción ganadora esta temporada, capaz de adaptarse a todos los ambientes.