Trucos para decorar el dormitorio

Share on Facebook45Tweet about this on Twitter0Share on Google+4


Desafortunadamente, el ritmo de vida que llevamos nos impide pasar más tiempo del que nos gustaría en el dormitorio, nuestro refugio en el hogar. El dormitorio es un lugar dedicado al descanso y, como tal, debe estar diseñado para que nos resulte cómodo y atractivo, siendo un reflejo de nuestro gusto y estilo.

Pero más allá de que sea estético o no, lo importante es que este espacio esté pensando para el uso y confort del habitante, para la comodidad cotidiana. Y es que es una de las pocas estancias que se mantiene privada a los visitantes. El colchón, la iluminación, el color de las paredes… Todo influye a la hora de crear un ambiente envolvente y relajante que nos ayuda a conciliar el sueño. A continuación te damos algunos trucos para que lo consigas.

Distintas zonas

Si quieres que tu dormitorio sea un auténtico refugio, y tienes espacio suficiente, deberás crear distintas zonas dentro del mismo: una zona para dormir, leer, trabajar, asearse, guardar la ropa y otras pertenencias… La clave está en decidir qué actividades quieres realizar en esta estancia y planear el espacio en función de ello.

Una buena cama

Sin lugar a dudas, la pieza más importante del dormitorio es la cama, por lo que no hay que escatimar en gastos en el momento de escogerla. También es importante elegir una almohada y ropa de cama de calidad. Ten en cuenta que hay textiles que no pueden faltar en tu dormitorio.

Cuida los detalles

Por supuesto, es esencial que cuides los detalles: coloca distintas mantas arriba de la cama para acurrucarte, incluye una bella pieza de mobiliario en la habitación, pon una alfombra alegre, inyecta colorido mediante objetos de arte y distintos accesorios, coloca un asiento…

Colores e iluminación

Por supuesto, debes escoger con mucho cuidado las tonalidades para el dormitorio, teniendo en cuenta los mejores colores para cada habitación.

Por otro lado, deberás tener mucho cuidado con la iluminación, incorporando distintos tonos y zonas de iluminación y teniendo facilidad para encender y apagar luces desde la cama, el sillón de lectura, el escritorio y la puerta. Eso sí, lo ideal es contar con grandes ventanas que aporten luz natural.

Decoración, Dormitorio,
>

También te puede interesar...

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *