Ventajas de las camas tatami

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Hace ya varios años que las camas tatami llegaron a las tiendas de decoración, pero hoy están más de moda que nunca gracias al éxito de la decoración oriental. Se trata de una forma decorativa que consiste en colocar las camas a ras de suelo, algo que juega muy a favor de la estética, ya que vacía el centro de la habitación, despejándola y haciendo que esta parezca más grande. Sin embargo, no es demasiado funcional, ya que resulta realmente incómodo no solo hacer la cama, sino levantarse y acostarse.

Originalmente, el tatami se colocaba en paneles o placas rígidas de forma rectangular y estaba formado por un tejido realizado de paja de arroz y juncos, pero actualmente los tatamis se elaboran con materiales como el poliesterieno expandido. Se puede tener tanto un dormitorio con tatami en todo el piso o como una cama tatami. Según el Feng Shui, contar con un verdadero tatami en el dormitorio aporta los siguientes beneficios.

Aislante

Según esta filosofía oriental milenaria, el tatami inspira paz, relajación y calma. Además, gracias al relleno de paja actúa como absorbente del sonido, favoreciendo la insonorización de los pisos. Además, el tatami deja fuera el frío suelo en invierno,

Saludable para niños y mayores

La dureza moderada del tatami contribuye al crecimiento y desarrollo de los niños y es propicia para la salud de la cintura y la columna vertebral en edades más avanzadas.

Regulador de la humedad y la temperatura

Además, los tatamis son capaces de absorber el exceso de humedad en la habitación, actuando como reguladores. Así, aporta una sensación de calor en invierno y frescor en verano. Por si fuera poco, el dióxido también es absorbido y disuelto por el tatami.

¿Te animas a poner un tatami en el dormitorio?

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *