Ventajas del suelo radiante en el hogar
Hace un rato os contaba las ventajas y desventajas del suelo de moqueta en el hogar y ahora me gustaría escribir sobre otro tipo de suelo que también se puede poner en el hogar y que tiene muchísimas ventajas. Se trata del suelo radiante, un suelo que es el único con sistema de calefacción que está recomendado por la Organización Mundial de la Salud, así que sus ventajas son muchas y hacen que sea un suelo totalmente recomendable.

El suelo radiante es uno de los más utilizados en los países nórdicos gracias al calor que emite, además de que también se utiliza mucho en hospitales, aeropuertos o guarderías, lugares de mucho tránsito en los que viene muy bien evitar el frío. Hoy me gustaría escribir todas las ventajas de este tipo de suelo, que es perfecto tanto para el hogar como para un negocio.

Sus principales ventajas

Está claro que su principal ventaja es el calor que emite, que puede calentar el suelo a unos 24ºC sin que haya un gasto energético muy excesivo. Es un suelo que viene muy bien a personas que tienen una mala circulación ya que siempre notarán una temperatura agradable, algo que es muy beneficioso para mejorar los problemas circulatorios. Este sistema de calefacción hace que se reduzcan los ácaros del polvo, con lo que también es muy bueno para personas con asma o problemas respiratorios.

Otro beneficio para la salud es que gracias al calor que emite, el aire se secará menos, con lo que es también muy beneficioso para personas que tienen alguna alergia. Este suelo consume menos energía que cualquier otro sistema de calefacción eléctrico, siendo además mucho más cómodo ya que se reparte de forma equilibrada en toda la estancia en la que está el suelo instalado. Por último, su temperatura puede graduarse con un termostato, con lo que en la época de más calor puede tenerse apagado.