Ventajas de pintar en verano

Share on Facebook16Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


Mucha gente aprovecha el verano para pintar. Aunque el hecho de contar con unos días de fiesta tiene mucho que ver en esto, lo cierto es que esta época de año es ideal para renovar el color de las paredes del hogar y para refrescar el aspecto de la casa en general.

Como te hemos comentado, tener vacaciones es uno de los motivos por los que el verano es uno de los momentos elegidos por gran parte de la población para pintar las paredes de casa. Y es que además de tener más tiempo libre, estamos de mejor humor. Y es que ya sabes que se necesita una buena dosis de optimismo para afrontar según que labores. Pero estas no son las únicas razones que hacen al verano la mejor época para pintar. Te explicamos las ventajas de pintar durante estos meses a continuación.

Menos riesgo de lluvia

Además de estar más contentos, en verano hay un menor riesgo de lluvia y, por tanto, se pueden mantener las ventanas de la casa abiertas, algo muy útil a la hora de pintar, ya que se puede conseguir que las paredes se sequen en cuestión de horas. De hecho, si se utiliza una buena marca de pintura, es posible que se pueda dormir en la habitación pintada incluso el mismo día que se efectúa la labor.

Los colores del verano

Si ya te hemos convencido para que le des una mano de pintura a las paredes de tu hogar, ahora llega el momento de escoger los colores. Lo mejor en verano es escoger colores fuertes y luminosos para llenar la habitación de vida y alegría. Sin duda, uno de los colores más recomendados para esta época del año es el blanco, un tono extremadamente luminoso y muy fresco. También es muy recomendable el color azul, que transmite un toque de frescura a los ambientes. Otros colores que le sentarán bien a tu hogar son el verde, los naranjas, los tonos pasteles y las tonalidades neutras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *