Vinilos para decorar la cocina

Share on Facebook37Tweet about this on Twitter5Share on Google+0


Una de las estancias que más acusa el paso del tiempo en una casa es la cocina. Es habitual que con el tiempo los azulejos empiecen a parecer anticuados y que la cocina empiece a parecer más propia de otra época. Pero la idea de hacer una obra para darle un lavado de cara suele ser costosa y muy molesta. Los vinilos son una buena alternativa para darle ese aire renovado a la cocina de una manera sencilla y económica.

Los vinilos adhesivos son unos elementos decorativos, aptos para cualquier estancia, que al ser adhesivos es fácil pegarlos en la pared o en cualquier otra superficie como la nevera o las puertas de los armarios. En cualquiera de estos lugares aportarán un toque muy personal y renovado a la estancia.

Los vinilos son muy fáciles de poner y es posible cambiarlos y adaptarlos. Además, son resistentes a la humedad y muy fáciles de limpiar, algo a todas luces importante teniendo en cuenta que la cocina es seguramente el sitio que más veces se mancha en una casa.

Deja volar tu imaginación


En el mercado existen multitud de modelos de vinilos que abarcan desde los estilos más clásicos hasta las opciones más vanguardistas y modernas. Una idea divertida es colocar refranes relacionados con la cocina a lo largo de la pared. Gracias a los vinilos, también podremos tener nuestras recetas favoritas siempre cerca.

Si queremos dar un toque divertido a la cocina, podemos decantarnos por modelos que por ejemplo recrean una máquina de refrescos o que reproducen las piezas de despiece de una vaca o un cerdo. También hay opciones más clásicas como los motivos frutales o los que recrean una humeante taza de café. Los vinilos también pueden utilizarse para reforzar el estilo rústico de una casa.

Una buena opción es colocarlos entre la encimera y los muebles más altos de la pared. Una opción muy divertida puede ser colocar un vinilo que repita la misma palabra en diferentes idiomas.

Otra tendencia es jugar a crear efectos ópticos pegándolos en la puerta de la nevera. Podemos pegar uno que simule el interior de una nevera o simular una ventana hacia un paisaje bucólico como una playa paradisíaca o una selva salvaje. En cualquiera de los casos conseguiremos aportar calidez a la cocina de una forma muy original.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *