6 consejos de decoración para relajarte en casa

chica-en-el-sofa
La casa es ese lugar en el que te relajas después de un día de duro trabajo o durante un fin de semana de desconexión. Este objetivo, el de la relajación, también puede formar parte del plan integral de decoración para aplicar pequeños detalles que potencian la promoción del bienestar en esencia. ¿Cuáles son las claves para relajarte en casa? En Decorablog te damos algunas ideas.

Un sofá cómodo

Al elegir este elemento protagonista del salón no solo puedes observar la imagen y el color, sino también, el confort que te aporta al sentarte. Prioriza el criterio de la comodidad al elegir el producto final para la casa.

Ventanas sin cortinas

salon-con-ventanas
En aquellas ventanas que contienen vistas estéticamente atractivas puedes dejar que ese espacio quede despejado de cualquier tipo de barrera para que el paisaje externo se integre en el interior como si fuese el marco de un cuadro. En ese caso, podrás relajarte con el simple placer de centrar tu mirada en ese punto en una tarde de lluvia, por ejemplo.

Cuadros con motivos naturales

fotografia-de-naturaleza

Los cuadros visten las paredes, pero también, estimulan las emociones. Especialmente, cuando su imagen parte de una estética simbólica que te permite viajar sin necesidad de desplazarte hacia un entorno verde con elementos que evocan en ti una escena de relajación absoluta.

Si lo prefieres, también puedes enmarcar fotografías de paisajes que has realizado tú mismo para dar un valor protagonista a esos recuerdos por medio de la memoria emocional descrita a través de información gráfica.

Menos es más

jardin

Si quieres crear un efecto de relajación en casa es positivo que apuestes por el esquema minimalista como base para vestir la casa desde el interior. Los espacios diáfanos no solo pueden nacer de la eliminación de barreras físicas entre habitaciones diferentes, sino que también pueden ser el resultado de la elección de mobiliario que evita recargar el lugar de manera innecesaria.

Gracias a esta filosofía también multiplicas el efecto del orden en casa. Y el orden es una de las experiencias más agradables dada la conexión continua que existe entre espacio exterior y el bienestar interno. A través de este propósito, creas un espacio que evita la tendencia hacia la acumulación tan propia del consumismo.

Protagonismo de colores claros

Los colores no solo tienen un componente visible a nivel estético, sino que también producen un impacto emocional. Poniendo en valor la meta de la relajación, puedes dar protagonismo a los tonos claros que son aquellos que transmiten luz. Por ejemplo, el blanco y sus variaciones a través del beige o el crema. También puedes crear otras mezclas de contrastes a partir del uso de tres elementos principales que empastan entre sí.

Flores naturales

jarron-de-flores
Existen pequeños caprichos que no solo aportan un placer decorativo, sino también, un efecto psicológico como alimento de autoestima. Comprar flores naturales es un ejercicio de sencillez que puedes convertir en un hábito más cotidiano por medio del descubrimiento del catálogo de floristerías en las que puedes observar el paso del tiempo a través de las propuestas específicas de cada temporada. El contacto con la naturaleza es uno de los pilares básicos del bienestar.

Recuerda que como expresa Mario Benedetti: “Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera”. Albert Camus expresa: “El otoño es una segunda primavera donde cada hoja es una flor”. Por tanto, puedes observar el reflejo de las estaciones en tu propio hogar. Un efecto relajante que no solo está alimentando con el lenguaje de los  colores, sino también, con los aromas que abren la puerta de los recuerdos.

¿Qué otras ideas te gustaría añadir para incrementar la relajación desde la decoración?

Artículo recomendado: 3 estilos pare crear una zona de relax en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *