Apartamento antiguo reformado con correderas


El Barrio Gótico de Barcelona es sin duda un lugar maravilloso para vivir. Los edificios centenarios conviven con galerías de arte, excelentes restaurantes y un ambiente al mismo tiempo cosmopolita y tradicional. Las mismas pautas ha seguido la renovación de este apartamento, en el cual se ha sabido combinar su antigüedad y sus espacios amplios con nuevas soluciones destinadas a hacerlo más cómodo, contemporáneo y habitable.

Instalar puertas correderas a modo de “paredes que desaparecen” es sin duda una opción muy interesante para adaptar los viejos pisos a los tiempos que corren. En este caso, se ha logrado gracias a la colaboración del estudio YLAB Arquitectos, que llevó a cabo el proyecto de la reforma, y la firma Krona.

Desde el estudio señalan que el resultado de la reforma fue “una vivienda contemporánea, con conexiones visuales inesperadas”. El apartamento mantiene elementos constructivos históricos y tradicionales que hubiese sido una pena eliminar, como los clásicos techos de bovedilla catalana que veis en la foto superior, con sus vigas de madera y sus arcos y que se mantienen en las distintas estancias. Pero sin duda, lo más interesante de esta reforma es el uso de las puertas correderas para comunicar las salas.


Las puertas llevan perfiles de hierro pintado y paneles de cristal templado, que permiten el paso de la luz cuando están cerradas; las podéis ver en esta foto de detalle. Se integran en armazones Kit Futura de Krona, un sistema que es ya un clásico para puertas correderas que se ocultan en paredes. Como estas paredes eran en su mayoría maestras (no se pueden tirar en la mayoría de los casos, ni tampoco modificar, al ser de carga), los armazones se colocaron mediante un ingenioso sistema: forrando los muros con aplacados de madera ciegos, e insertando dichos armazones en el hueco entre ambos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *