Cambiar la distribución del mobiliario del salón


Cambiar la distribución del mobiliario y complementos de una estancia es la forma más sencilla de dar un nuevo aspecto a nuestra casa, por lo que podemos conseguir resultados muy interesantes. No obstante, cualquier cambio debe suponer una mejora en cuanto a amplitud y calidez. Para ello, el objetivo es encontrar la ubicación idónea de cada uno de los objetos que llenarán la habitación.

El mobiliario puede variar según nuestras necesidades, las personas que utilizamos hogar, la estancia a decorar, las posibilidades económicas y nuestros gustos, elegiremos unos u otros muebles dependiendo de la orientación que le queramos dar a la estancia.

Sin embargo, ahora lo que queremos es llevar a cabo esta redistribución en el salón tendiendo presente los elementos estructurales, tales como muebles y espacio disponible. Normalmente, en los pisos el salón es reducido, por lo que comedor muchas veces se fusiona en un sólo espacio. En este caso, la separación de ambientes debe realizar mediante la distribución, teniendo en cuenta que el comedor no reste mucho espacio al salón.

El salón es un lugar dedicado exclusivamente al descanso y al relax, por lo que en muchas casas es el gran protagonista de la estancia. Normalmente se compone de un sofá, muebles como estanterías, aparadores, la zona tecnológica con la televisión, el equipo de sonido, una mesa auxiliar y otros elementos decorativos que completaran la estancia de una forma elegante. Es importante conocer las ventajas de los muebles modulares, que nos permiten variar la posición de cada módulo de una forma fácil, pero también ampliar o reducir el mueble, según las necesidades de cada momento.

Una forma simple de modificar la distribución es mover los muebles auxiliares, como por ejemplo mesas pequeñas o estanterías, que permiten separar ambientes. También muchos optan por redistribuir el mobiliario según la época del año, alejando los muebles de las paredes en invierno, y acercándolos a las ventanas en primavera y verano, este sencillo truco te ayudará a obtener la temperatura deseada en un espacio tan vital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *