Cinco objetivos de decoración para Año Nuevo

cocina-blanco-y-gris
Los proyectos de realización personal pueden llevarse también al plano del hogar y el interiorismo durante un nuevo ciclo de tiempo que ojalá te traiga la mayor felicidad. El hogar representa, precisamente, esa metáfora del bienestar. Allí encuentras tu lugar de intimidad. ¿Qué metas de decoración puedes poner en práctica en Año Nuevo?

1. Haz que tu casa sea tu zona de confort

salon-comedor
Este es uno de los términos más utilizados en coaching. Aunque pueda interpretarse desde la generalidad que el confort siempre define el sentir de una persona en relación con el espacio que habita, no es algo que siempre se produzca a modo de causa y efecto. Por ejemplo, cuando alguien decora su casa pensando más en la estética que en el confort, con el paso del tiempo experimenta la incomodidad de la falta de practicidad de los elementos disponibles en la convivencia diaria.

Por ello, uno de tus objetivos de año nuevo puede ser tomar decisiones orientadas a que tu salón, por ejemplo, represente todavía más la filosofía de este concepto. Una zona de confort con la que te identificas como protagonista.

2. Decoración handmade

decoracion-en-azul
En relación con el punto anterior, puedes incrementar esta personalización en tu casa por medio de la exclusividad inherente a un producto hecho a mano que imprime un encanto único a un lugar. En este nuevo año también puedes integrar en tu agenda un nuevo pasatiempo de ocio en torno a la realización de manualidades creativas para el hogar. El aliciente añadido de un objeto hecho a mano es que experimentas la satisfacción de observar el resultado final.

3. Ahorra espacio en casa con el libro electrónico

libros-en-la-mesa
La librería clásica ya no es una elección universal en los hogares gracias a los nuevos formatos de lectura. Si te encanta el aliciente de disfrutar del entretenimiento literario, también puedes observar la influencia de este elemento en la decoración. Por ejemplo, puedes potenciar el aprovechamiento del espacio físico al reducir la tendencia de la acumulación de títulos. Este es un ejemplo de cómo la evolución tecnológica también tiene su reflejo en el interiorismo.

Incluso si ya dispones de una librería, esta opción de ahorro de espacio puede interesarte a partir de ahora porque la limitación de espacio obliga a seleccionar el material disponible en las estanterías. Con un enfoque también literario puedes aprovechar el potencial estético de algunos de los libros que tienes en casa para decorar la mesa del salón, por ejemplo. En ese caso, elige obras con una gama de colores que armonizan entre sí.

4. Comprar en las rebajas algún producto de la casa

toallas-del-bano
El periodo de rebajas es un tiempo propicio para el ahorro al hacer compras útiles y prácticas para la casa. Algunos gestos tan sencillos como renovar los textiles del baño pueden dar una imagen totalmente renovada a esta estancia de la casa. Identifica cuáles son las necesidades actuales de tu vivienda y elabora una lista para realizar esas compras pendientes dentro de este periodo comercial de invierno cuando los precios son más competitivos.

5. Cuidar los pequeños detalles

jarron-con-plantas
A veces, los objetivos del Nuevo Año quedan en el olvido en el mes de febrero por la falta de realismo de estas metas. Comienza definiendo un propósito sencillo y de fácil cumplimiento para motivarte a ti mismo. Además, la transformación de la casa también puede partir de esta atención a lo concreto de los detalles particulares.

Por tanto, la ilusión de un nuevo proyecto personal ligado al ámbito del hogar puede incrementar tu nivel de motivación en este comienzo de Año Nuevo para implementar mejoras significativas en tu casa desde la perspectiva de la promoción del bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *