Cómo decorar un dormitorio femenino


Dentro de lo que se refiere a decoración de dormitorios, podemos definir un estilo concreto que son los dormitorios femeninos. Este dormitorio puede ser tanto para una adolescente, una joven, una mujer o una niña pequeña. Lo primero de todo es consultar los gustos personales para que el dormitorio pueda tener el estilo de quien lo vaya a usar. No todas las chicas tienen las mismas preferencias, gustos o colores. Por lo tanto, para que se sienta a gusto, lo mejor será preguntarle acerca de la decoración o mobiliario que más le apetece para su cuarto.


Pero en general, todos los dormitorios femeninos siguen una misma estética. Lo primero es lograr un ambiente cálido, eso se consigue pintando las paredes con colores suaves, pero que tampoco sean aburridos. También puedes probar con tonos pasteles en los complementos textiles como acolchados, almohadones o cortinas.

Respecto a las telas, la más recomendada es la seda, típicamente femenina. Lo ideal es que el tono o motivo combine con el acolchado. Si buscamos bien, podremos encontrar dentro de un mismo tono una gran variedad de matices, lo que logrará un todo armonizado. Para mujeres los más utilizados son los tonos rosas, fucsias y blancos.


Las paredes pueden estar pintadas de varios colores o incluso decoradas con vinilos, por ejemplo una buena opción es pintar una de las paredes de color lila y el resto en un tono más claro y pegar vinilos del mismo color que la pared principal.

Los elementos decorativos que se pueden emplear en este espacio son muchos y variados, desde una gran alfombra hasta pequeños cuadros con fotos personales. En cuanto a los muebles, los más indicados son aquellos de color blanco o lacado, que con mucho estilo y personalidad proporcionarán luz a la habitación y contrastarán con los otros colores.

Para iluminar un dormitorio femenino no hay nada mejor que una buena luz natural, para que los colores blancos y pasteles se acentúen. Si la luz que recibe del exterior es escasa, se deberá optar por luces blancas con bombillas de bajo consumo en lámparas modernas, que a la vez serán usadas por la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *