Cómo iluminar el recibidor y el pasillo


La iluminación es uno de los factores más importantes que debemos tener en cuenta en nuestro hogar, y tendrá que ser diferencia en cada estancia o ambiente ya que cada una de ellas tiene unas necesidades diferentes. El secreto de saber iluminar una zona es saber cómo conjugar los 3 puntos básicos: la iluminación general, la puntual y la zonal. Combinando las tres conseguirás una iluminación perfecta en cualquier estancia.

Hoy me gustaría darte unos cuantos truquitos para iluminar el recibidor y el pasillo, zonas de paso de la casa pero que también son muy importantes ya que en realidad estarás en ellas muchas horas al día aunque simplemente sea para ir de un lado a otro de la casa. Además, el recibidor es una zona muy importante ya que te dará la bienvenida cuando vuelvas a casa, así que tiene que estar bien iluminado para trasmitir buenas sensaciones.

Para las zonas de la casa que solo son de paso, lo más recomendable es utilizar focos empotrados en el techo y algún aplique en las paredes que además de iluminar sean decorativos. La iluminación en el recibidor tiene que ser indirecta ya que su función es darle algo de calidez al ambiente. Lo mejor es que elijas una lámpara de pie que ilumine hacia arriba, así la luz se dispersará por todo el recibidor.

En cuanto a la iluminación en el pasillo, la mejor opción es utilizar unos cuantos apliques decorativos que estén bien distribuidos, poniendo uno al principio del pasillo y otro al final. Otra opción son las lámparas halógenas, que son muy buena idea si tienes cuadros o muebles en el pasillo para que así les dé un poquito de luz. No te olvides de poner un par de interruptores al principio y al final del pasillo para poder encender la luz desde ambas zonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *