Cómo limpiar un rodillo de pintura


El mundo de la decoración no solo abarca la decoración en sí, sino que también es muy importante tener en cuenta otros detalles como la limpieza en el hogar para conseguir que todo se vea mucho más bonito. Una de las tareas que más se hacen para cambiar la decoración del hogar es pintar las paredes o techos de cualquier estancia, y para ello siempre se utiliza un rodillo que mucha gente no sabe cómo limpiar.

Limpiar el rodillo después de haber pintado una superficie es algo primordial, especialmente porque eso te garantizará que durará mucho más que si no lo cuidas bien. Toma nota de estos consejos para limpiar un rodillo de pintura:

– Cuando terminas de pintar, lo primero que hay que hacer es quitar la pintura que se haya quedado en el rodillo. Hay que hacerlo al terminar para que no se seque ya que después será más complicado, además de que si no lo limpias no podrás volver a utilizarlo. Frota el rodillo con papel de periódico hasta que puedas quitar la mayor cantidad de pintura posible.

– Cuando la hayas hecho, tendrás que lavar el rodillo. Si la pintura que utilizaste es plástica o al agua, bastará con lavarlo con abundante agua hasta que se eliminen los restos de pintura. Apriétalo bien con los dedos para que se limpie totalmente ya que la pintura se puede esconder en cualquier rincón.

– Si utilizaste pintura sintética no será suficiente con lavarlo con agua y tendrás que utilizar también disolvente, así que ponte guantes para proteger tus manos de irritaciones.

– Después de lavarlo tienes que dejar que se seque totalmente al aire libre, algo muy importante también para la parte metálica ya que podría oxidarse.

– Para guardarlo, lo mejor es hacerlo envolviendo el rodillo en un film transparente para que no se acumule polvo durante el tiempo que no se vaya a usar y pueda estar en perfectas condiciones para la próxima vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *