Consejos para ahorrar energía en el hogar

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En los últimos tiempos siempre estamos intentando encontrar la manera de ahorrar en el hogar, ya sea en la compra, en el agua que gastamos, en la energía que consumimos… Hoy me gustaría centrarme en la energía y en lo que podemos hacer para consumir menos, ya que a buen seguro que quitando un poquito de aquí y de allá podemos reducir nuestro consumo y, lo que es lo mismo, gastar menos dinero.

A continuación te daré unos cuantos consejos para ahorrar energía y que puedas ver cómo la factura de la luz de tu hogar se reduce poco a poco. Toma nota:

– En primer lugar, una gran idea es comprar electrodomésticos de clase A++, está claro que es un gasto pero sin duda compensará con el tiempo ya que su consumo energético es muchísimo menor que los que hemos tenido siempre. Puedes encontrar ayudas en alguna tienda al cambiar el viejo por el nuevo y en algunos casos hasta subvenciones de la Comunidad Autónoma para que comiences a usar los de menor consumo energético.

– Cuando tengas que poner la lavadora, el lavavajillas o la secadora, hazlo siempre con la carga al máximo aunque para ello tengas que esperar un día más ya que así podrás sacarle el máximo provecho a cada uso. Además, si pones los programas a 40 grados (lo normal es 60), puedes ahorrar casi la mitad de energía. Si tienes posibilidades de secar la ropa al aire libre es mucho mejor que hacerlo con la secadora.

– El frigorífico también es muy importante y ha de estar en un lugar fresco y sin pegarlo demasiado a la pared. Cuando lo abras que sea poco tiempo y pocas veces, así que antes de hacerlo piensa bien en lo que necesitas para hacerlo todo de una vez. El termostato estaría bien que estuviera a 6ºC y el del congelador a -18ºC.

– En cuanto a la cocinilla, las de inducción consumen mucha menos energía que las vitrocerámicas convencionales o cualquier otro tipo de cocina que tenga funcionamiento energético.

– Aislar la casa al máximo puede hacerte ahorrar hasta un 30% de energía. Esto puedes hacerlo con ventanas de doble acristalamiento y tapando con silicona cualquier rendija que se pueda tapar y que no sea imprescindible para la entrada y salida de aire o gases (como en la cocina).

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *