Consejos para amueblar un piso nuevo


Cuando llegas a vivir a una casa nueva siempre se ve todo impecable, muy limpio, y hasta da un poco de pena comenzar a decorarlo. Eso puede pasar también cuando te cambias de casa y te instalas en otra que, aunque no sea nueva, sí está como si lo fuera, especialmente si es de alquiler ya que los dueños las ponen impecables para poder alquilarlas cuanto antes.

Si estás de alquiler en un sitio nuevo y el dueño no pone impedimentos, lo ideal es pintar las paredes para que se adapten a lo que más te guste y puedan así tener tu propio estilo y no uno que podría valerle a cualquiera. Si no se pueden pintar las paredes, tendrás que aportar el máximo de personalidad con cortinas, alfombras o muebles, utilizando todo ello en colores para que quede mucho mejor. Toma nota de estos consejos para amueblar un piso nuevo:


Dormitorio: lo primero que hay que elegir es la cama, siendo muy importante que su tamaño se adapte al de la estancia para que tengas espacio para poner otros muebles y elementos decorativos y que no se vea todo muy copado de cosas. Pon una mesita de noche a cada lado si sois dos personas y solo una del lado en el que duermas si no duermes en pareja. En la mesita deberá ir una lámpara, y otros muebles imprescindibles serán una cómoda, un armario y una silla o butaca, aunque ésto último es más por decorar que por necesidad.

Cocina: aquí dependerá mucho el tamaño de la cocina pero hay muebles y elementos que necesitarás, como una alacena o armario para guardar la comida, un horno microondas, una campana extractora, una cocinilla y una nevera. El resto de cosas que quieras poner ya será para mayor comodidad, así que primero todo esto y luego lo demás. Aunque sea pequeña y no vayas a poner mesa y sillas para comer, una pequeña barra en la pared y un taburete siempre viene bien.

Salón: probablemente es la estancia de la casa en la que pasarás más tiempo cuando no estás durmiendo, así que lo primero es un sofá que sea cómodo. Si la tele va colgada no será imprescindible un mueble para ella, aunque siempre va bien uno debajo de la misma para poner cualquier aparato electrónico que sea adicional a ella. Una mesa de centro y algún elemento decorativo son imprescindibles.

Comedor: si tienes la suerte de tener una estancia aparte para el comedor podrás poner muchos más muebles, pero si lo tienes dentro del salón deberás limitarte a la mesa, sillas y un aparador, siendo la mesa extensible para que no ocupe mucho espacio cuando no hay mucha gente para comer. Si no tienes comedor y no quieres ponerlo en el salón, la mesa y las sillas deberán ir en la cocina.

Muebles,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *