Consejos para organizar el hogar


Hemos empezado un nuevo año y con él un sinfín de propósitos que sabemos que no se van a cumplir. Probablemente uno de ellos sea el de organizar el hogar de una vez por todas. Eso es algo que durante todo el año habrás pensado que era necesario, pero que por una cosa o por otra nunca te habías animado a hacer. Es posible que no sepas por dónde empezar. Tranquilo, sigue con detenimiento los siguientes 10 consejos y seguro que lograrás un resultado muy visible.

1- Despacho organizado para despejar la mente: Si trabajas en casa o si tus niños tienen que trabajar en su pequeño escritorio para hacer las tareas de la escuela, es conveniente que lo tengas todo muy bien organizado. Uno es más productivo cuando las cosas están en su sitio, cuando no molestan y cuando encontrarlas es muy fácil. Hay que ser ordenado y mantener ese orden siempre, pues si las cosas no se guardan en su sitio poco a poco se van acumulando y luego todo se convierte en un caos. Coloca elementos de almacenamiento como cajones y estanterías para organizar facturas y todo tipo de documentos.


2- Ordena el garaje: Muchas veces es una de las partes de la casa que están más olvidadas. Solemos acumular todo tipo de productos que no sabemos dónde colocar. Pues bien, barre, frega y límpialo en profundidad. Despéjalo por completo y empieza a organizarlo de la mejor forma posible. Aprovecha su espacio al máximo y haz que aparcar sea todo un placer.

3- Organiza el recibidor: Lo primero que ven los invitados al entrar a tu casa es el recibidor. Es la primera impresión que se llevan, lo primero que les entra por la vista. Haz que luzca limpio y ordenado. Obliga a tus hijos a que no dejen la mochila del colegio o del deporte allí. Vigila también que no se acumulen los zapatos, algo muy habitual y que da muy mala imagen.

4- Ordena la lavandería: Es probable que no te guste lavar la ropa porque la pequeña lavandería de tu casa es un caos. Tal y como ya os comenté en una entrada que publiqué hace muy poco, es importante que todo esté limpio y en su sitio, con zonas bien separadas para llevar a cabo cada labor con comodidad (lavado, planchado, almacenaje…). Utiliza cajones y estanterías. Coloca los detergentes y productos de limpieza en lo más alto.

5- Armarios: Desde siempre los armarios han servido para colocar toda clase de prendas y objetos de cualquier manera. No se sabe por qué, pero el contenido de los mismos siempre suele ser una incógnita. En ellos podemos encontrar objetos que pensábamos que no íbamos a encontrar nunca. Vacíalo por completo y ordena las cosas en función de tus necesidades. Puedes encontrar separadores, cajones y demás accesorios para armarios en tiendas como Ikea, aunque probablemente no se adaptarán bien a la estructura que tengas montada en casa.


6- Organización en la cocina: Tener una cocina bien organizada es sinónimo de limpieza, sencillez y buen gusto. Así es como la verán quienes vengan a tu casa a comer. Además, a ti te facilitará mucho la labor porque sabrás dónde está cada utensilio en todo momento. Organiza bien las notas con la lista de la compra y demás detalles que no quieres que se te escapen. No conviertas la cocina en un espacio lleno de papeles e imanes sin sentido enganchados en la nevera. Limpia todos los electrodomésticos y ordena todo lo que hay dentro de la despensa.

7- Ordena los espacios destinados al ocio: Los espacios destinados al entretenimiento serán normalmente los que más disfrutarán tus hijos. Ellos probablemente todavía no saben lo que significa ser ordenado. Tendrás que dejarlo todo listo y enseñarles que después de jugar deben guardar todos los juguetes en su sitio. Es muy importante que lo empiecen a hacer de pequeños, pues así tendrán por costumbre ser personas ordenadas. Haz limpieza de revistas y demás objetos que ya no sirvan y mantén todo despejado para que se pueda aprovechar al máximo el espacio.

8- Convierte el baño en un oasis: No hay nada mejor que un baño que dé buena impresión. Apuesta por un estilo minimalista, límpialo todo bien y haz que se convierta en un oasis para el relax. Lo agradecerás cada vez que llegues del trabajo y quieras relajarte con una ducha o un baño. Utiliza cestas y urnas para sostener toallas y sé lo más creativo posible con los azulejos. Evita acumular productos de cosmética e higiene que no vayas a utilizar. Limpia los muebles del baño con regularidad.

9- Orden en la habitación de los más pequeños: Vuelvo al punto que tiene que ver con los más pequeños de la casa. Estos son los que más desordenados suelen ser, por lo que deberás enseñarles una cuantas cosas. No sólo deberán ser ordenados en su habitación, también en el resto del hogar. Coloca armarios, estanterías y cestas para que puedan guardar sus juguetes.


10- Salas para el recreo: Algunos hogares tienen el espacio suficiente como para poder tener una habitación destinada al recreo. Mesa de ping-pong, billar, futbolín… puede haber de todo. Tenlo siempre ordenado y mira de comprar productos que se puedan plegar y guardar con relativa facilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *