Cosas a tener en cuenta antes de comprar un piso

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2

comprando un piso
No hay una compra más importante en la vida. Elegir un piso es algo tremendamente delicado porque normalmente no hay marcha atrás. Te lo compras a los 30 y sabes que lo estarás pagando durante otros 30 años como mínimo. Eso si no tienes la suerte de poder pagar más de un 40% a tocateja, algo bastante complicado en ciudades como Madrid, Barcelona o Bilbao, donde el precio del metro cuadrado continúa por las nubes por mucho que nos quieran hacer creer lo contrario.

Si has decidido dar el paso y vas a empezar la búsqueda de tu futuro hogar, te recomiendo que tengas en cuenta una serie de factores que deberían influir en tu decisión. Darle más o menos importancia a los mismos dependerá de tus preferencias, pero es lo que todos solemos evaluar antes de dar el “sí quiero”.

Precio

Es el factor que lo condiciona todo. Si tienes un presupuesto de 300.000 euros para gastar, no tendrás problema a la hora de comprar el piso de tus sueños. Solo tendrás que ir quedando con comerciales para encontrar lo que estabas buscando tras unas cuantas visitas.

La cosa se complica cuando tu presupuesto es muy ajustado. Debes renunciar a una serie de requisitos que consideras imprescindibles. Puede que en vez de 3 habitaciones solo puedas tener 2, que estés más lejos del centro, que el piso esté por debajo de los 75 metros cuadrados, que no haya ascensor… Cuanto menos dinero, más trabas y más descartes en la lista de requisitos.

Eso sí, ten en cuenta que casi siempre se puede negociar el precio a la baja. Los propietarios suelen poner sus pisos a la venta por encima del valor de mercado, así que no debes conformarte con el precio que te digan de buenas a primeras, sobre todo si es una vivienda que lleva mucho tiempo esperando un comprador.

piso

Ubicación

¿A quién no le gusta vivir cerca del centro o en una casa con vistas a la playa? Evidentemente, la ubicación es otro de los factores que hacen que el precio pueda ser completamente distinto entre dos pisos que por dentro son idénticos.

Hay barrios conflictivos y barrios muy tranquilos. Barrios rodeados de fábricas y barrios rodeados de parques. Todo eso es lo que hace que determinadas ubicaciones estén repletas de pisos a buen precio, mientras que otras se tornan inaccesibles para quienes tienen poco presupuesto por el simple hecho de contar con una buena ubicación.

Es importante que cerca haya comercios, farmacias, colegios, transporte público… Son servicios que a uno le gusta tener a mano. De la misma forma, también es fundamental que haya aparcamiento gratuito por la zona si se tiene un coche que va a dormir en la calle. De lo contrario, hay que alquilar una plaza de parking o comprarla, con el consiguiente gasto que ello comporta.

casas

Metros cuadrados

Sin duda alguna, es uno de los parámetros más toqueteados por los futuros compradores en las páginas web de búsqueda de pisos. El número de metros cuadrados vendrá determinado por el número de personas que vayan a vivir allí. Si se trata de una pareja que no tiene pensado tener hijos en el futuro, puede que un piso con 60 o 70 metros sea suficiente. Si por el contrario estamos hablando de una familia o futura familiar con cuatro integrantes, lo mejor es moverse entre los 70 y los 100 metros cuadrados. Como es lógico, cuantos más metros cuadrados tenga el piso más caro será.

Habitaciones

Más metros cuadrados suele ser sinónimo de más habitaciones, aunque no siempre es así. A veces te encuentras con pisos grandes que solo tienen tres habitaciones enormes. En cambio, pisos más pequeños pueden tener hasta cuatro habitaciones, que por el contrario se quedan más bien pequeñas. Antes de decidirte por una u otra opción, debes pensar para qué se van a utilizar esas habitaciones. Así sabrás si prefieres tres grandes o cuatro pequeñas.

habitacion

Estado de conservación

El precio entre distintos pisos varía considerablemente en función del estado de conservación. Por un piso viejo y repleto de defectos no te pueden pedir lo mismo que por un piso nuevo o reformado con las mismas características. En los buscadores de pisos a veces se encuentran diferencias muy pequeñas, pero es ahí donde uno debe ser lo suficientemente inteligente como para sumar los gastos de una futura reforma. En igualdad de condiciones, de nada sirve comprarse un piso de 150.000 euros por reformar teniendo uno nuevo por 165.000 si la reforma va a costar 30.000 euros. Acabas perdiendo 15.000 euros accediendo a una reforma, que evidentemente no es lo más agradable del mundo.

Luz natural

Tengo que reconocer que soy de los que jamás se compraría un piso sin luz natural. Eso de tener que ir encendiendo luces durante el día me parece un despilfarro. Además, es deprimente la sensación de tener que vivir en una especie de cueva. No hay nada como poder abrir las cortinas y disfrutar de la luz natural que penetra a través de los cristales para iluminar todos los rincones de la casa. Eso también se paga, pero es que eso es calidad de vida. Además, a la larga puedes ahorrar dinero por no tener que encender la luz hasta que el sol se pone.

Es por esta razón que es importante que la vivienda no tenga un bloque de pisos alto justo enfrente. También hay que informarse de si se está haciendo o se hará una obra próximamente justo enfrente, porque puede que las vistas y la luz natural se esfumen de la noche a la mañana.

cocina luz natural

Ascensor

Subir escaleras está muy bien. Es saludable, fortalece las piernas y hace que tu corazón trabaje. Sin embargo, a la larga puede ser un problema. En situaciones puntuales maldices no tener un ascensor, sobre todo cuando vives en un cuarto, un quinto, un sexto… Puede ser un auténtico calvario subir la compra (sí, existe la compra online o la que te llevan a casa desde los supermercados), llevar un carrito de bebé o tener que hacer una mudanza. Eso por no mencionar lo que sufren las personas mayores que a duras penas pueden caminar.

Vecinos

Es algo difícil de controlar. Conociendo el barrio puedes saber si tendrás buenos o malos vecinos, aunque no es una ciencia cierta. Hay barrios humildes con gente la mar de simpática y barrios distinguidos con gente muy estirada que te mira por encima del hombro y te hace la vida imposible. Es una lotería, aunque nunca está de más recabar toda la información posible, que como es lógico no te la van a proporcionar los vendedores si es negativa.

puerta fria

Gastos de comunidad

Para terminar, y ya pensando en el futuro, nada mejor que saber la cantidad que hay que desembolsar cada mes para hacer frente a los gastos de comunidad. Si es una vivienda con piscina y jardín, es probable que se escape de tu presupuesto. Si por el contrario sois muchos vecinos y no hay que hacer reformas en la fachada porque es de obra vista, lo más probable es que pagues una cantidad reducida durante toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *