Cuatro comedores bien decorados


El comedor es un rincón que actualmente ocupa casi siempre un espacio dentro de la zona del salón. Las casas actuales son demasiado pequeñas como para que el comedor tenga su propia estancia, así que lo normal es incluirlo dentro del salón o, en ocasiones, de la cocina o del office.
Pero esto no es excusa para que los comedores no tengan su personalidad propia: para independizarlos suele bastar con darles un toque diferente, que haga que cuando vamos a comer o cenar nos sintamos en un espacio especial y acogedor.

Los cuatro comedores que aparecen en estas fotos pueden ser la inspiración que necesitabas para decorar el tuyo. Son elegantes, cómodos y hay uno para cada estilo.

En la foto superior puedes ver un precioso comedor de campo, a medio camino entre el estilo navy y el colonial. La pared del fondo se ha revestido con un bonito friso de listones de madera clara, anchos y dispuestos en horizontal; en los listones se han fijado unas prácticas baldas que decoran y sirven para exponer y guardar objetos. Este friso hace juego con el suelo de madera lavada. Los mejores detalles: el conjunto de mesa y sillas de exterior, pintadas de blanco, y los almohadones tapizados con tela de cuadritos en azul marino y blanco.


Esta imagen es más adecuada para casas amplias, y lo más atractivo de ella es la eficaz mezcla entre estilo clásico y moderno. Las sillas son un clásico del diseño de los años 50: en plástico y con un fuerte color verde, contrastan de maravilla con la rústica mesa de madera y el blanco fulgor de paredes y suelos. Un sillón antiguo lacado en blanco y tapizado en el mismo tono de verde completa el ambiente.


Para terminar, dos ejemplos más. En la imagen de la izquierda, el comedor se sitúa entre la cocina americana y el salón. El conjunto de sillas y mesa de diseño es fantástico, pleno de originalidad y de estilo. Las dos grandes lámparas de techo industriales son el toque final. A la derecha, este comedor aprovecha una esquina del salón; la mesa de hierro y cristal es visualmente muy ligera y ocupa muy poco espacio. El mejor toque, a mi parecer, son las lámparas colgantes combinadas que crean un efecto escultórico muy llamativo.

Cocina, Decoración, Salón,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *