Decoración cálida con colores tropicales


Muchos de nosotros buscamos calidez en el hogar, buscamos un refugio en el que sentirnos bien, cómodos y a gusto con todo lo que nos rodea. El trabajo ya es lo suficientemente duro a diario como para no poder encontrar ese relax que necesitamos cuando llegamos a casa. Por eso, una buena opción es decantarse por una decoración cálida cimentada a base de colores tropicales que pueden dejarse ver en paredes y complementos.

Tira de experiencia: Si has estado de vacaciones en lugares exóticos y tropicales, seguramente puedas hacerte una idea de lo que necesitar para que tu hogar también lo sea. Imita parte de lo que viste durante tu estancia y decora tu casa sin prisas. Para inspirarte, utiliza fotografías de tus vacaciones, revistas online especializadas en viajes, etc. Sabrás qué patrones y colores emplear para que todo te salga a pedir de boca.


Colores en negrita: Los colores brillantes y tropicales siempre sientan mejor si se ven como en negrita, bien remarcados. Eso te permitirá crear tu estilo, personalizando cada una de las estancias de tu hogar según las necesidades. Considera la opción de comprar fotomurales y trata de buscar la armonía y el equilibrio entre todas las paredes. Evita recargar demasiado los espacios, si lo haces es probable que pronto te canses.


Arriésgate: Mezcla colores y patrones sin miedo a equivocarte. Trata de innovar para buscar algo informal y alegre que sorprenda a tus invitados. Elige colores tropicales descarados y juega con ellos. Si ves que todo puede quedar demasiado colorido, trata de suavizar el efecto visual colocando accesorios con tonos neutros. Con esto me refiero a cojines, alfombras, cuadros…


Opciones más suaves: Si eres de los que prefieren una decoración tropical mucho más suave y relajante, decántate por tonos menos llamativos como el azul turquesa, el amarillo o el verde. Combina tu color favorito con alguno de estos tres.

No seas radical: La clave del éxito muchas veces radica en no decantarse por un extremo descaradamente. Esto significa que lo ideal es que busques una solución intermedia, una paleta de colores que no sea demasiado chillona pero que llame la atención lo justo para conseguir una decoración cálida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *