Decoración portuguesa en tu hogar


La decoración clásica en Portugal se estila por la mezcla armónica de diferentes estilos en el mobiliario, desde los más contemporáneos con acabados en lacas, hasta piezas de inspiración clásica, sueca y francesa. En este artículo te mostramos el estilo decorativo de la tradición portuguesa, como si presentáramos una casa de Lisboa o Sintra. Con unos acabados en laca blanca y la negra se consiguen ampliar las dimensiones del espacio. Con esto se consigue un ambiente más fresco, a la par que innovador y moderno.

Las nuevas tendencias consisten en llenar menos los espacios de muebles, es decir colocar menos, pero de mayores dimensiones y más funcionales. Al mismo tiempo, la mezcla de texturas y acabados también es fundamental para el resultado final, ya que hace que la decoración resulte mucho más acogedora y personal, algo que se nota cuando recibes vistas.

Los muebles son una clara apuesta por un estilo clásico y tradicional, especialmente en la cocina, donde los toques verdes turquesas y azules confirman su estilo campestre. Además, eso le da un carácter de casa de campo o verano, en la que se destacan los estampados florales clásicos, muy frescos y con referencias a la década de los sesenta. En la misma cocina, también se aprovecha para el reciclado del mobiliario, mezclando con muebles completamente renovados.

Por otro lado, encontramos el dormitorio, mucho más moderno y vanguardista que antaño, lo importante es que muestra una imagen sobria, eso se consigue con muebles gustavianos en maderas oscuras y acabados en brillos negros. Esta estancia, suele estar decorada en un papel vegetal, tonos piedra y telas en dorados y azul marino. El aspecto es de un toque masculino que cambiando con objetos en cerámica blanca, le aporta un estilo algo contemporáneo que gusta mucho.

Mientras que los salones suelen ser de corte clásico y vintage, ya que resultan bastante más acogedores y luminosos que los europeos, gracias al predominio de los tonos blancos, que se pueden amplificar con el uso de espejos de estilo modernista y jarrones plateados muy bonitos. Asimismo, las telas con motivos florales aportan a la estancia esa nota de color que tanto encandila a los portugueses. Estampados geométricos y florales que se combinan de un modo muy natural.

Decoración, Estilos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *