Decorar con bolas del mundo


Era uno de los entretenimientos de nuestra infancia: hacer girar y girar la bola y, de repente, detenerla poniendo el dedo en un punto al azar. Podía ser Tanzania o Sebastopol, Mongolia o Perú. El caso era tomar la réplica para un sinfín de juegos y aventuras.

Las bolas del mundo conservan esa belleza a pesar del paso del tiempo, y son una estupenda alternativa para decorar tu casa. Solamente tienes que procurar integrarlas en el espacio, para que muestren esa pátina de recuerdos de infancia y levanten pasiones.

¿Una o varias?


Pero, ¿cómo hacerlo? ¿Cómo utilizar las bolas del mundo para no caer en lo típico? Aquí tienes algunas ideas que te ayudarán a sacarlas el máximo partido. Coloca una sola bola del mundo si quieres decorar, por ejemplo, un rincón de lectura o de biblioteca. Son perfectas las bolas de aire antiguo, ya sean réplicas o, mucho mejor, antigüedades auténticas.

Sin embargo, otra alternativa es colocar varias bolas del mundo juntas. Mézclalas combinando diferentes tamaños y estilos, y reúnelas en una mesa o en la repisa de la chimenea.

Las más buscadas


Entre las más solicitadas, destacan las bolas del mundo de estilo vintage, como de los años 50. Tienen un aspecto retro muy valorado actualmente que se adecúa de maravilla a los espacios actuales, ya sean de estilo contemporáneos o más tradicionales. Un globo terráqueo, si es bonito por sí mismo, nunca defrauda.

Si las antiguas quedan fuera de tu alcance, o no son de tu gusto, no te preocupes. Busca un globo terráqueo que sea especial, que se distinga de alguna manera, y triunfarás, Como estos de Alhambra Vip, que están fabricados con un diseño modernista, en el que destacan las formas onduladas y los colores oro y plata.

Complementos, Decoración, Interiorismo,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *