Decorar con mapas


La tendencia decorativa de utilizar un mapa para decorar lleva algún tiempo en boga… Y continúa estando de rabiosa actualidad. Es normal, dado lo bonitos que quedan los ambientes cuando ponemos un buen mapa en ellos.

Por si fuera poco, es realmente fácil, ya que los mapas decoran por sí mismos. No hay que hacer nada más que dejarles un hueco para que se expresen. Evocan aventuras, viajes remotos, lugares lejanos por conocer… Todo un mundo de sensaciones y deseos.

Un valor seguro


Los mapas son elementos muy versátiles, se adaptan a todo. Por eso, incorpóralos a tu espacio y disfruta de ellos. Si lo haces a toda pared, determinarán el ambiente y se convertirán en los protagonistas absolutos. También puedes colgarlos de forma más comedida.

O aplícalos en un mueble. Es un proyecto de decoración bastante sencillo y que da muy buenos resultados. Desde una silla, hasta una cómoda o una mesa. Las opciones pueden ser tan variadas como tú las imagines.

Si buscas concienzudamente encontrarás telas con mapas impresos para tapizar pequeños sillones, banquetas o pufs. También existen muchos complementos para la casa que llevan mapas como motivo central: lámparas, vajillas, cajas, cojines, etc.

Juega con el azul


Es el color del océano en los mapas, y el que suele destacar casi siempre, aunque hay mapas en tonos sepia o en blanco y negro. Sin embargo, por regla general, el azul es el color dominante en los mapas. Combínalo con blanco o con otros tonos neutros, y será un acierto.

Por último, no te limites solamente a los mapas. Los planos de ciudades y la cartografía en general también poseen una gran potencia decorativa, que puedes utilizar en tu casa para poner un toque cosmopolita y chic. Atentos a los mapas de estilo vintage, un detalle perfecto para mirar al pasado… y disfrutar.

Complementos, Decoración, Interiorismo,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *