Decorar un apartamento pequeño


No solo las casas grandes con espacios amplios y diáfanos resultan decorativas. También los espacios reducidos pueden decorarse maravillosamente. Es más, estos espacios suponen un reto para el decorador, que ha de emplear los recursos a su alcance para lograr que la falta de metros cuadrados no se perciba como una carencia.

Esto es lo que ocurre en el apartamento que me gustaría enseñaros hoy. Se trata de una casa en Amsterdam, un apartamento de pequeñas dimensiones que ha sido decorado para aprovechar al máximo cada rincón.

Espacios conectados entre sí


El apartamento en cuestión está en Amsterdam y, además de no ser muy grande, se dispone en dos plantas. El interiorismo es obra del estudio de decoración de interiores de Peter van der Water, así como la mayoría de los muebles que también son diseños suyos.

En la planta inferior encontramos la zona de estar, la cocina y el comedor. Para conectar la cocina y el salón, se empleó en ambos espacios un revestimiento de paneles de madera de caoba, lo que aporta además un toque elegante. Como el color de fondo es el blanco, la madera no resulta agobiante en absoluto.

Zonas privadas


Peter van der Water cuenta con su propia colección de mobiliario. De hecho casi todos los muebles, con excepción de las sillas del comedor, son diseños suyos. Se trata de piezas decorativas, pero a la vez muy funcionales, con una belleza muy especial, nada accesoria.

En la planta superior se encuentran las zonas más privadas de la casa, entre las que destaca el cuarto de baño. Un tragaluz le aporta luz natural, un plus a tener en cuenta. Tanto el suelo como los revestimientos de la parte inferior de las paredes son de mosaico de vidrio de color blanco, mientras que la parte superior de las paredes es de pizarra. Así, se logra un contraste muy decorativo en blanco y negro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *