Decorar un dormitorio de azul y blanco


El mundo de la decoración ofrece infinitas posibilidades para que todas las estancias de tu hogar puedan estar siempre a tu gusto y puedas gozar de la mayor comodidad en todas ellas. En ese sentido, los colores son muy importantes para poder conseguir el ambiente que quieres en cada una de ellas, especialmente en el dormitorio ya que es en la estancia en la que debes descansar cada día para reponer fuerzas para el siguiente.

Hoy me gustaría escribir sobre cómo decorar un dormitorio en azul y blanco, dos de los colores que más se utilizan en decoración gracias a que quedan muy bien en cualquier momento del año y tanto en paredes como en textiles o elementos decorativos. Toma nota de estos consejos y conseguirás una decoración perfecta con estos colores:

– Lo primero que hay que decidir es cómo quieres pintar las paredes, si utilizando los dos colores o únicamente uno de ellos. Si quieres solo uno, el blanco es la mejor opción en caso de que el azul que vayas a elegir sea fuerte, ya que así será mucho más bonito y adecuado para un dormitorio.


– Si quieres utilizar los dos colores, hay dos opciones que destacan por encima de las demás. Por un lado, puedes utilizar los dos en todas las paredes combinándolos en rayas verticales. La otra es pintar una pared de azul y las demás de blanco.

– Si el tono azul que vas a utilizar es clarito, puedes pintar de la mitad de la pared hacia abajo de blanco y la mitad superior de azul, o viceversa.

– En cuanto a los muebles, los blancos son los que mejor quedan aunque también los que llevan algún detalle en azul, como los pomos o incluso las puertas.

– Los textiles también serán importantes, y lo ideal es que sean por lo menos en azul y que utilices varios tonos para ellos. Por ejemplo, cortinas, cojines y alfombra a juego pero no siempre en la misma tonalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *