Depuradores de agua para el hogar (descalcificadores)


El agua que llega a nuestras casas contiene en cierta medida una concentración de impurezas: arena, tierra, polvo y sedimentos, como la sal y la cal, que son arrastrados por la red de cañerías. En determinadas zonas, la calidad del agua es realmente baja dadas las características naturales del agua. Este problema acarrea pérdida de caudal en los grifos, atascos en las tuberías y desperfectos en los electrodomésticos que requieren agua para su funcionamiento. Una solución eficaz para prevenir su aparición consiste en instalar depuradores domésticos en algunos puntos de suministro.

Los olores en los desagües o el mal sabor del agua son algunas de las señales que delatan la presencia de impurezas. En ocasiones los filtros instalados en las tuberías para limpiar el agua no son suficientes, los depuradores para el hogar solucionan gran parte de estos problemas. Sin embargo, antes de comprarlos, es conveniente conocer el funcionamiento de estos dispositivos. Lo más importante es saber que sólo se instalan en la red de agua fría porque no soportan las altas temperaturas.

Su rendimiento se puede mejorar considerablemente si además se le instala un filtro de partículas. Antes de proceder a la instalación, recuerda que los depuradores de sobremesa exigen la graduación del volumen y la presión del agua. Por otro lado, los descalcificadores se emplean para prevenir la acumulación de cal en los electrodomésticos, se conectan mediante un tubo flexible a través de la manguera de la lavadora o del lavavajillas, alargando así su vida útil.

Trucos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *