Dolmen, una silla portátil hecha con cartón


El asiento que os presentamos a continuación no es ninguna maravilla. Su diseño no es nada del otro mundo, pues como su propio nombre indica no es más que un dolmen como los que se construían hace muchísimos años. Sin embargo, si en esa ocasión se trataba de una mesa, ahora estamos hablando de una silla portátil.

Precisamente portátiles no eran los dolmens. Estaban hechos de piedra y era imposible transportarlos de un lugar a otro. Este asiento sí que se puede transportar como si nada, pues ha sido fabricado con cartón y sólo pesa 360 gramos. Además, se puede plegar como un folio y lo podemos llevar en el bolso o maleta sin problemas. Está a la venta en Japón y cuesta sólo 7,5 euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *