Dragonfly, una silla que se convierte en sillón


Con el nombre de Dragonfly, libélula en inglés, el diseñador Karim Rashid nos presenta su última nueva creación disponible en Atelier. Se trata de una silla que con un simple movimiento se transforma en un sillón ideal para siestas.

A pesar de lo aparentemente frágil que podría resultarnos por su nombre, lo cierto es que se trata de una pieza de mobiliario muy duradera y resistente. Además, gracias a su particularidad ajustable, nos permite tenerla bien recogida en todo momento, siendo imprescindible para todo aquel que no tenga mucho espacio en su casa. Tiene unas medidas de 95/185 cm de largo x 47 cm de ancho x 37/79 cm de alto. La peana está hecha con metal cromado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *