El color verde en la decoración


Cada año son muchas las tendencias decorativas que te puedes encontrar y que tienen que ver con estilos, materiales o colores. Uno de los colores que más se lleva este año en este sentido es el verde, que quedará ideal en cualquiera de sus tonalidades y en cualquier estancia de la casa tanto en las paredes como en diversos elementos.

Puedes utilizarlo en una gran variedad de tonos e intensidades, ya sea verde esmeralda, verde oliva, verde hoja… un mundo lleno de posibilidades para conseguir diferentes combinaciones y estilos, lo que hace que utilizar este color sea una de las grandes tendencias del año. Además, es un color que se asocia con la relajación y que combina perfectamente no solo con todas sus tonalidades sino también con otros colores como el naranja, el rosa, el rojo, el blanco o cualquier otro color neutro. Toma nota de cómo decorar en verde cada estancia de la casa:

Salón: Te quedará perfecto si lo utilizas durante la primavera o el verano, y no es necesario que pintes las paredes de este color ya que te va muy bien si añades unos cuantos elementos cojines, jarrones, cortinas o cualquier objeto decorativo que sea verde. La funda del sofá en este color será ideal, al igual que un puf o una alfombra que tenga este color.

Comedor: En esta estancia queda muy bien en paredes (aunque solo sea en una) y también en muebles. Si quieres utilizarlo en menor cantidad puedes decantarte por este color en alfombra, sillas o algún elemento decorativo. Te queda muy bien en cualquier estilo.

Dormitorio: Es uno de los mejores colores para esta estancia ya que es muy relajante, algo imprescindible para un lugar destinado al descanso. Un verde pastel en las paredes quedará ideal y puedes combinarlo con blanco u otros muy ligeros para conseguir el ambiente perfecto. En los textiles como cojines, textiles o alfombras también te quedará muy bien.


Cocina: Una tonalidad alegre te irá genial para darle frescura a esta estancia, especialmente cuando llega el buen tiempo. Puedes utilizarlo en paredes ya sea en pintura, vinilos o azulejos, y también en utensilios de cocina como vajillas o cuberterías.

Cuarto de baño: Es un color muy alegre para esta estancia y tienes muchas opciones de combinación, como por ejemplo un diseño bonito en los azulejos y tener los sanitarios en blanco o al revés.

Despacho: Una tonalidad suave es la mejor opción para tu área de trabajo en casa, y puedes utilizarlo en el escritorio o en elementos decorativos como cuadros, bandejas o flores.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *