Elegir el color para la decoración de tu hogar


Los colores que vayas a utilizar en la decoración de tu hogar formarán una parte muy importante de la misma ya que en torno a ellos girará el ambiente de esa estancia y el estilo de los muebles que elegirás para decorarla. Muchos son los colores y tonalidades que puedes elegir, y es muy importante que tomes la decisión con tiempo para que la elección sea correcta. Tienes que tener en cuenta que el color no solo dependerá de tus gustos sino también del uso que le vayas a dar a la habitación, su tamaño y el color de los muebles que hay o que vayas a poner.

Toma nota de la importancia de los colores en la decoración del hogar y cuál es el más idóneo para cada estancia de la casa:

Rojo: Es un color con mucha energía y muy estimulante, ideal para la entrada del hogar, el vestíbulo o para el comedor, siempre y cuando en éste último sea en una tonalidad cálida. No es nada recomendable para los dormitorios.

Verde: Puedes utilizarlo como un color neutral si lo utilizas en tonalidades claras. Es el color que más tranquilidad da gracias a que siempre se asocia con la naturaleza. Ideal para el comedor o la cocina.

Rosa: Este color inspira dulzura y juventud, así que es el ideal para una habitación de niñas. Además, te quedará perfecto también en el cuarto de baño.

Azul: Siempre relacionado con la relajación y la calma, se utiliza mucho para las paredes de los dormitorios, independientemente de la edad o sexo de quienes duerman en ellos.

Amarillo: Es el color ideal si quieres que una estancia parezca más grande o si quieres aclararla. Se utiliza mucho en pasillos oscuros o en estancias que no reciben mucha luz natural.

Marrón: Se recomienda únicamente para un estudio o biblioteca ya que es un color muy serio.

Púrpura: Ideal para la habitación de invitados ya que es un color sobrio que no se relaciona con ningún sexo en concreto y que es muy atractivo y lujoso.

Naranja: Sinónimo de comodidad y calidez. Ideal para la habitación principal si es en un tono sutil no muy oscuro.

Negro: Sin duda elegante, sofisticado y dominante. Si lo combinas con gris y blanco estará espectacular y te quedará genial en una habitación adulta o en el cuarto de baño.

Blanco: Genera amplitud y pureza, siendo capaz de agrandar visualmente cualquier habitación. Es válido para cualquier estancia de la casa.

Gris: Suele utilizarse en estancias que son para trabajar como la oficina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *