Elegir entre bañera o ducha


El diseño de los cuartos de baño y la decoración de los mismos está cobrando mucho protagonismo en los últimos años, y mientras hace un tiempo no se le prestaba mucha atención, actualmente se trata con mucho mimo y se elige toda su decoración con todo detalle para conseguir un ambiente relajante y en armonía, algo que siempre necesitamos cuando estamos en esta estancia de la casa. Y a la hora de diseñar un cuarto de baño siempre surge una duda que hay que analizar a fondo para poder resolver: ¿ducha o bañera?

Sin duda una pregunta que casi todos nos hemos hecho al remodelar el baño ya que siempre queremos ahorrar espacio pero al mismo tiempo tener comodidad. A continuación te daré unos cuantos consejos para elegir entre ducha o bañera en tu cuarto de baño:

– En primer lugar, el factor por el que siempre nos solemos guiar es el espacio, ya que si es un baño muy pequeño seguramente pondremos una ducha, mientras que si es más amplio solemos decantarnos por una bañera, aunque hay quien prefiere la ducha por otros motivos aunque tenga una estancia de gran tamaño.

– Para mí la bañera es la opción ideal ya que te ofrece el mismo servicio que la ducha pero con mayores ventajas, como la de poder darte un relajante baño de sales de vez en cuando para poder aislarte del mundo y disfrutar de un ratito a solas o en compañía.

– La ducha es también la mejor opción cuando, además del espacio, sabes que rara es la vez en la que tendrás tiempo de darte un baño, ya que es mucho más cómoda para una ducha rapidita y sin entretenerte mucho, algo que siempre puede suceder en una bañera.

– Si tienes niños pequeños, la mejor opción es la bañera, ya que para ellos siempre hace falta más espacio, sobre todo si necesitas poner una pequeña tina porque todavía es muy pequeño o si le gusta jugar mientras lo bañas. Si tienes una ducha, todo esto será más incómodo ya que no tendrás posibilidad de muchos movimientos.

– Otra gran posibilidad que te ofrecen las duchas son los modernos diseños que llevan incorporados chorros de agua, con lo que aunque te des una ducha rapidita siempre podrás hacerlo mientras recibes un masaje con el agua. Si tienes una bañera, dependiendo del diseño también podrás poner estos chorros, además de que podrás convertirla en un pequeño spa en el que incluyas más beneficios como las burbujas o algún masajeador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *