Elegir los muebles de una habitación infantil


Elegir los muebles de una habitación infantil no es tarea fácil. Tienen que cumplir con varios requisitos y principalmente tienen que ser del agrado del niño, pues será el que más horas pasará en su habitación. Hay que tener muy en cuenta el espacio, los colores y los materiales de todas las piezas que van a formar parte de su pequeño mundo.

En los últimos años muchos han sido los fabricantes que han buscado la fórmula perfecta. Han pensado en el espacio, en la funcionalidad del mobiliario y en la posibilidad de que pueda crecer junto a ellos, algo muy útil para no tener que ir renovándolos constantemente. Los consejos que os doy para que encontréis unos muebles divertidos, decorativos y útiles son los siguientes:

1- Presupuesto para los muebles

Como sucede con cualquier otra estancia de la casa, los muebles de la habitación infantil pueden ser muy caros o muy baratos. Existen multitud de modelos en el mercado de diferente calidad. Piensa en el uso que le van a dar y en si les van a servir cuando pasen unos años. Si compras por Internet, ten muy en cuenta los gastos de envío.


2- Escucha la opinión de tu hijo

Una vez que ya sabes cuánto te vas a gastar más o menos, lo primero que tienes que hacer es hablar con tu hijo para saber qué es lo que quiere. Podrá decirte si quiere una habitación temática, si se decanta por un color predominante o si quiere algunos productos en concreto que ha podido ver en catálogos como el de Ikea. Su opinión es muy importante, pues no tienes que olvidar que será quien pasará más tiempo allí, ya sea estudiando, jugando o durmiendo.

3- Versatilidad para que sean duraderos

Si los muebles son versátiles automáticamente serán duraderos. Eso sí, siempre y cuando la calidad del mueble sea mínimamente aceptable, pues de lo contrario se podría romper en pocos años. Es importante que busques un mueble que pueda adaptarse a los cambios de estatura de tu hijo, lo que hará que te sirva para cuando crezca e incluso para sus hermanos pequeños, si es que los hay o los habrá.


4- Haz que sean divertidos

La habitación de un niño tiene que ser divertida, hay que dejar atrás los colores oscuros o demasiado pálidos. Tiene que tener vida, por lo que te recomiendo que utilices tonos brillantes, aunque probablemente no sean del agrado de tu hijo. Eso tendrás que consultarlo antes con él, quien debería acompañarte a comprar. Verde, rosa, azul, rojo… son colores que le pueden sentar muy bien al mobiliario del más pequeño de la casa.

Dormitorio, Muebles,
>

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Hola me gustaria averiguar donde conseguir esta habitacion para mi hijo que aparece en el paso 1, con la estanteria en escalones, el armario con ventanitas azules y picaportes de estrellitas azules….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *