Eliminar el óxido de los toldos


Ahora que llega el buen tiempo es cuando más partido le sacaremos a lugares como el jardín, la terraza o el patio, y es que nada como organizar comidas o reuniones al aire libre para poder disfrutar del sol. A pesar de que gusta mucho poder disfrutar del sol, siempre viene bien tener un toldo para poder protegerse de los rayos cuando así lo desees, además de que también protegerá del viento o de la lluvia.

Antes de que empiece el buen tiempo a llegar a diario, es necesario que se le haga una puesta a punto al toldo para comprobar que está en perfectas condiciones. Una de las cosas que suele suceder durante el invierno es que acumula óxido, básicamente por la lluvia y por la falta de uso. Normalmente, los toldos suelen venir con un tratamiento específico para no tener óxido o reducir su aparición, pero siempre termina por aparecer un poco. Toma nota de estos consejos para eliminar el óxido de un toldo:

– Para poder eliminarlo tendrás que lijar y limpiar toda la superficie con un paño que esté mojado en vinagre, es la solución más sencilla y sirve para casi todos los tipos de toldos y óxidos.

– Cuando no se pueda retirar con una lija, la mejor opción será utilizar un cepillo, ya sea manual o de los que se acoplan a un taladró para hacerlo de forma eléctrica.

– Una vez que ya se haya eliminado el óxido, lo mejor es aplicar sobre toda la parte metálica del toldo un aceite de vaselina para evitar que vuelva a aparecer. Esto puedes hacerlo cada 3 ó 4 meses o con más frecuencia si llueve mucho sobre él.

– Si te queda alguna parte en la que no seas capaz de eliminar el óxido, la mejor opción es aplicarle una mano de productos anticorrosivos con un pincel ya que quedará como nuevo ya demás evitará que vuelva a aparecer óxido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *